Cañones del Sil
La impresionante estampa del Sil desde el Mirador de Cabezoas. WIKIPEDIA/SanchoPanzaXXI

El Sil procede del Bierzo y se encamina a encontrarse con el Miño. Su paso por la Ribeira Sacra es todo un espectáculo: entre el río y las montañas, el desnivel llega a ser de 300 metros.

La Ribeira Sacra debe su nombre a los muchos monasterios que pueblan sus colinasDurante 35 kilómetros, curva tras curva, los cañones del Sil ejercen de frontera natural entre las provincias de Lugo y Orense. Y ejercen su beneficioso influjo sobre los viñedos plantados en forma de terrazas superpuestas. Así nacen los vinos de la Denominación de Origen Ribeira Sacra.

Los cañones del Sil tienen un microclima propio, mediterráneo, mucho más suave que el continental-atlántico de la Galicia interior. Ello no solo favorece la explotación vinícola sino también la de olivos y naranjos… y estamos en Galicia.

La Ribeira Sacra debe su nombre a la cantidad de monasterios y ermitas que pueblan sus colinas. Aquí, el río y las paredes de los cañones crean de forma natural muchos miradores. Uno de los más recomendables, aunque poco conocido, está en el término municipal de Monforte de Lemos, capital de la Ribeira Sacra. Es el Mirador del Duque.

Desde Doade salen los catamaranes que hacen rutas turísticas por el SilPodemos ver desde su altura varias poblaciones de Orense, como El Collado y San Pedro de Baños. Al fondo aparece Castro Caldelas, con la silueta de su castillo destacada.

Pero son muchos más los miradores de la Ribeira Sacra. En la misma margen, en Doade, está el Mirador de Pena do Castelo, al lado de la ermita de San Mateo. Y en Parada del Sil se encuentran los conocidos como Balcones de Madrid.

En Doade se halla uno de los puertos fluviales para los catamaranes que realizan diversas rutas turísticas por el Sil. También hay otro puerto fluvial en Santo Estevo.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!