Amazon y la arriesgada apuesta de la reventa de bienes digitales

  • Amazon registró una patente que permite a los consumidores revender los discos, libros, películas y videojuegos que ha descargado legalmente de Internet.
  • El primer comprador recupera parte del dinero que gastó en el contenido y el segundo lo adquiere como si fuera nuevo pero a un precio reducido.
  • Si la compañía comienza a aplicar esta patente, pondrá en jaque a las industrias creadoras de contenidos, que verán reducidas sus posibilidades de ingresos.
Cajas de Amazon.
Cajas de Amazon.

Hace algunas semanas, Amazon registró la patente denominada "Mercado Secundario para Objetos Digitales", un sistema que permitirá a los usuarios la reventa de productos digitales. Es decir, los usuarios podrían descargar un libro, un disco, una película o un videojuego y, una vez quisiesen deshacerse de él, podrían revenderlo al margen del vendedor de primera mano.

La idea —una especie de modificación del sistema de préstamo digital que ya ideó Amazon hace tiempo— parece redonda: el comprador inicial recupera algo de dinero deshaciéndose de un contenido que ya no quiere, el segundo comprador adquiere un producto usado que es idéntico a uno nuevo —los bienes digitales no se deterioran— pero más barato y Amazon probablemente se llevaría un porcentaje de la transacción.

A nivel legal, el planteamiento parece que tampoco tiene fisuras. Según explica el abogado especializado en propiedad intelectual David Ros a 20minutos.es, Amazon no tendría ningún impedimento si quisiese empezar a aplicar este modelo de negocio.

"A nivel legal, existen dos modelos de gestión de contenidos en Internet. En este caso, cuando el usuario descarga el contenido, en la Unión Europea se aplica el derecho de distribución, además del derecho de reproducción. De tal modo, se produce el agotamiento del derecho de distribución del contenido descargado y el usuario que lo ha adquirido legalmente, si inutiliza su copia inmaterial, puede revender dicha copia, de conformidad con la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el Asunto  C-128/11, de fecha 3 de julio de 2012, Oracle International Corp. contra UsedSoft GmbH."", explica Ros.

La legislación vigente hace, por tanto, que la reventa que propone Amazon sea totalmente factible.

En el otro modelo, que es el que utilizan servicios como Voddler, Spotify o la plataforma de libros digitales que preparan Telefónica y Círculo de Lectores, "el usuario accede a lo que está alojado en un servidor pero no lo descarga". David Ros señala que "en este caso,  en la UE, se aplica el derecho de reproducción y comunicación pública" y que el titular no pierde ningún derecho sobre su obra.

El problema al que se enfrenta Amazon con el modelo que propone es que hace peligrar este último, el imperante y más beneficioso para los creadores y distribuidores de contenidos. La reventa digital hace que los poseedores de los derechos de un contenido los pierdan en la primera venta y no obtengan ningún beneficio con las transacciones comerciales que realicen los consumidores a partir de entonces.

La segunda mano ya ha generado grandes polémicas en el mercado de los bienes físicos (las compañías de videojuegos, por ejemplo, buscan desesperadamente sistemas para acabar con la reventa), así que es de esperar que, si Amazon trata de materializar lo que de momento sólo es una patente, las industrias discográfica, cinematográfica, editorial y otros creadores de contenidos "se lancen a la yugular" del gigante de Internet. En principio, todo parece estar en su contra: el modelo de Amazon sería legal, al menos en Europa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento