Cónclave en la Capilla Sixtina
Imagen del anterior cónclave en la Capilla Sixtina, donde resultó elegido el papa Benedicto XVI. ARCHIVO

Los cardenales que participen en la elección del nuevo papa podrían ser incluso excomulgados en caso de enviar mensajes a través de las redes sociales como Twitter o comunicarse con extraños por cualquier otro medio.

El secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos del Vaticano, Juan Ignacio Arrieta, afirmó este viernes que la normativa establece "graves sanciones" para quienes difundan cualquier información sobre las votaciones."En todo caso los cardenales no podrán entrar al Cónclave con el teléfono móvil, que sería confiscado".

Arrieta calificó de "pesadas" las sanciones previstas en la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis, el texto emanado en 1996 por el papa Juan Pablo II y que regula la elección de un pontífice. "Hay más excomuniones latae sententiae (es decir inmediata y automática) prevista en este documento que en todo el Código de Derecho Canónico", señaló.

Hizo así referencia a la sanción eclesiástica de excomunión en la cual incurre una persona que infringe una precisa ley de la Iglesia. Ésta queda excomulgada en el momento en que comete la violación y no se requiere que la autoridad eclesiástica lo declare como tal.