La película biográfica jOBS, protagonizada por Ashton Kutcher en el papel del cofundador de Apple, Steve Jobs, ya cuenta con su primer tráiler en Internet. Sin embargo, a Steve Wozniak no parece haberle gustado. El cofundador y amigo de Jobs ha calificado el film de "totalmente equivocado".

La distribuidora del film ha publicado el primer trailer de jOBS, película que contará treinta años de la historia del fallecido Steve Jobs en los que protagonizó los conflictos internos en Apple, llegando a abandonar su empresa para crear Next y Pixar, este último a partir de la división de animación de Lucas Films.

El tráiler recoge una escena en la que un joven y entusiasta Steve Jobs intenta convencer a su amigo Steve Wozniak del éxito de los ordenadores personales. "Podrás ver en qué estás trabajando mientras trabajas en ello", dice, "es libertad, libertad de crear, de construir", sentencia Jobs entre las risas de su compañero que, según la escena, no cree en lo que está diciendo mientras le contesta que nadie querría comprar un ordenador.

Wozniak ha instado a los que quieran conocer la verdadera historia de Apple a leer su libro 'iWoz' Ante estas imágenes, Wozniak ha declarado que están"completamente equivocadas" ya que esa conversación nunca tuvo lugar. "Nunca tuvimos ese tipo de interacción ni roles", ha afirmado. De hecho, según su biografía los hechos ocurrieron precisamente al contrario, Steve Wozniak fue quien creyó desde un primer momento en la democratización de la tecnología y el valor de esas máquinas, Jobs fue aprendiéndolo después de trabajar con ellas.

Wozniak ha enviado un email a la compañía explicando exactamente cómo ocurrieron los hechos. En él se explica cómo era la relación entre ambos y de quién exactamente surgió la idea. "Las personalidades y de dónde surgieron las ideas de los ordenadores que afectaron a la sociedad no vinieron de Jobs", explica Woz. "Steve volvió de Oregón y vino a una reunión del club (Homebrew Computer Club) y no empezó a hablar sobre el buen impacto social. Su idea era crear una placa de circuito impreso de 20 dólares y venderlo por 40 para ayudar a la gente del club a construir un ordenador como el que les había regalado".

Así, ha instado a todos aquellos que quieran conocer la verdadera historia de la compañía de la manzana a leer su libro iWoz donde relata sus vivencias de manera "más clara".

Además, el programador neoyorquino ha declarado estar "avergonzado" por la representación final que ha tenido su relación en el film pese a la ayuda que ha estado ofreciendo tanto al equipo como al guión para que se retratara con fidelidad los hechos ocurridos, llegando a permitirles el acceso al mismo garaje en el cual se comenzaron a diseñar los primeros ordenadores que más tarde resultarían ser el germen de una de las mayores empresas informáticas de la actualidad, Apple.