Kim Dotcom
Kim Dotcom, fundador de Megaupload, habla con la prensa, en una imagen de 2012. GTRES

El Primer Ministro neozelandés ha pedido disculpas por la actuación del Servicio de Inteligencia del país, a raíz de un informe que señala que el fundador de Megaupload fue espiado de forma ilegal.

El informe que señala el espionaje está causando problemas a la petición de extradición de Estados Unidos. Washington quiere que el informático alemán, Kim Schmitz, se extradite  a los Estados Unidos para enfrentarse a cargos por piratería en Internet y por violar las leyes de derechos de autor.

En el país existe una ley que prohíbe expresamente espiar a los ciudadanos neozelandeses y residentes El informe encontró que el departamento de Comunicación del Gobierno, junto con la Oficina de Seguridad (GCSB) habían espiado Dotcom. En el país existe una ley que prohíbe expresamente espiar a los ciudadanos neozelandeses y residentes.

El extravagante Dotcom tiene el estado de residencia permanente en Nueva Zelanda desde 2010.

"Es responsabilidad de la GCSB actuar dentro de la ley, y es muy decepcionante que en este caso sus acciones cayeran fuera de la ley", dijo el primer ministro, John Key, en un comunicado, agregando que el error fue el resultado de "errores fundamentales".

Key se disculpó con Schmitz y con todos los neozelandeses, diciendo que tenían derecho a ser protegidos por la ley y que esta les había fallado.

La policía de Nueva Zelanda pidió a la GCSB que siguieran a Dotcom y a sus colegas antes de la redada que tuvo lugar a finales de enero en su casa de campo, cerca de Auckland. Esta incluyó la confiscación de ordenadores, discos duros, obras de arte y coches.