En los sueños del ser humano se encuentra el origen de la ciencia ficción pero, al mismo tiempo, esta a menudo se convierte en generadora de nuevas fantasías. No son pocos los intentos del hombre por emular los prodigios que se han convertido en iconos del cine o la literatura, desde la invisibilidad, hasta los viajes temporales o el descubrimiento de civilizaciones escondidas en lugares remotos de la galaxia, desde Julio Verne y H.G. Wells hasta Steven Spielberg y George Lucas.

Se han solucionado los problemas de estabilidad mediante dos barras de control situadas a la altura de las rodillas Ahora, una empresa tecnológica estadounidense, Aerofex, ha hecho realidad uno de los inventos más recurrentes de los universos futuristas: el vehículo volador. En concreto, la compañía ha creado un vehículo que recuerda a las motos voladoras (speeder bikes o moto jets) y aerodeslizadores (speeders) que pueden verse en varias películas de la saga Star Wars. El nombre del vehículo es Tandem Duct Aerial Vehicle, lleva varios años en desarrollo y, al igual que los citados ingenios vistos en la gran pantalla, es capaz de desplazarse suspendido varios centímetros en el aire.

El aerodeslizador posee dos rotores en lugar de ruedas, un sistema que ya se probó en los años 60 pero que fue abandonado por problemas de estabilidad. Aerofex ha sido capaz de solucionar este inconveniente mediante dos barras de control situadas a la altura de las rodillas que permiten que el vehículo responda con fluidez a los movimientos del piloto.

La moto voladora ha sido probada en el desierto de Mojave, en California, donde ha demostrado que puede alcanzar una velocidad de 48 kilómetros por hora y ascender a una altura de 4,5 metros. Está previsto que en octubre se realice un segundo vuelo de prueba y en 2013 se experimentará con una versión que no necesita piloto.

Aunque aún falta mucho para que estas motos alcancen las velocidades y niveles de manejabilidad que mostraban las motos de El retorno del Jedi (donde esquivaban árboles a gran velocidad en los bosques de Endor), el Tandem Duct Aerial Vehicle es un sólido primer paso hacia los mil veces imaginados coches voladores.