Patricia Dunn
Dunn continuará como directiva en HP, aunque su cargo actual será ocupado por el actual consejero delegado Mark Hurd. AP

La presidenta de la empresa fabricante de ordenadores e impresoras Hewlett-Packard, Patricia Dunn, dejará el cargo el próximo mes de enero, debido al escándalo originado por el intento de espionaje a directivos de la empresa y a periodistas.

Dunn, que continuará como directiva en HP, será sustituida por el actual consejero delegado y máximo cargo ejecutivo, Mark Hurd.

HP admitió la semana pasada que, como parte de una investigación interna para determinar quién filtró información a la prensa sobre decisiones y actividades de la empresa, contrató a un equipo de investigadores privados que espiaron a sus directivos y a un grupo de periodistas.

La compañía trataba de averiguar a través de estas actividades qué trabajadores de HP podrían haber filtrado información a los medios de comunicación sin permiso previo.

Los investigadores espiaron las llamadas telefónicas hechas por dos reporteros de Cnet (una revista online de tecnología), otro de The New York Times y otro más de The Wall Street Journal, que supuestamente disponían de información confidencial.

Los agentes privados habrían utilizado identidades falsas para obtener registros telefónicos, lo que a juicio del fiscal general de California, Bill Lockyer, podría traer consigo la presentación de cargos criminales.

El caso provocó una reunión urgente del consejo de administración de la empresa el pasado domingo, lo que disparó los rumores sobre la posible salida de Dunn, quien supuestamente fue la que autorizó la investigación para descubrir qué fuentes habían utilizado los reporteros.