telescopio gigante
Proyecto del telescopio gigante (European Southern Observatory). 20MINUTOS.ES

Los astrónomos europeos planean construir un telescopio óptico cuatro veces más grande que cualquiera de los existentes actualmente, según informa hoy BBCNews .

Con un espejo principal de cerca de 42 metros, el Extremely Large Telescope (ELT) conseguirá que se puedan estudiar con mucho mayor detalle que nunca objetos estelares francamente remotos.

El potente observatorio permitirá a los astrónomos observar algunas de las primeras galaxias que formaron el Universo; o buscar trazos de vida, vegetal, por ejemplo, en distantes planetas que giran alrededor de otras estrellas.

El ESO (European Southern Observatory u Observatorio Europeo del Sur) que trabaja con un VLT (Telescopio Muy Grande) de 8,2 metros de espejo, en Cerro Paranal, Chile (Wikipedia) , ha sido descrito muchas veces como una 'máquina de descubrimientos', por la cantidad de observaciones que logran los científicos que lo utilizan.

Plan ambicioso

El nuevo telescopio de la ESO, con su espejo de 42 metros, puede abrir una nueva era en astronomía.

"Tenemos un área de trabajo que es de 42 metros, que es la media entre 30 y 60 metros", dice el Dr. Andreas Kaufer, autor del proyecto. "Es un plan un poco ambicioso, pero creemos que es posible".

El Dr. Kaufer admite que los planes para el ELT han surgido, en parte, por competitividad con los EEUU, que planea un telescopio de 30 metros; "queremos hacer algo un poco más grande", afirma.

En astronomía, mirar más lejos significa también mirar más atrás en el tiempo. "Queremos ver cómo se formaron las primeras galaxias", añade el Dr. Kaufer; "esa es una de las grandes preguntas en astronomía, cómo se desarrolló el Universo".

En todo caso, el ELT permitirá a los científicos estudiar la atmósfera de los llamados planetas extrasolares, en busca de las huellas espectrales de vida como el gas metano y la clorofila, el pigmento utilizado para la fotosíntesis por plantas y cianobacterias.

Un lugar remoto y seco

Los responsables del ESO creen que la construcción del telescopio podría comenzar para el 2010, como muy pronto, pero aún no hay acuerdo sobre el lugar donde se situaría.

Grandes observatorios, como el VLT, necesitan ubicarse en lugares secos y remotos, libres de nubosidad o contaminación luminosa.

Los lugares que se discuten incluyen Sudáfrica, Tibet, Marruecos, Groenlandia y la Antártida.

Cerca del VLT de la ESO, en el desierto chileno de Atacama, el Reino Unido está construyendo otro gran observatorio, el VISTA (Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomie), cuyas primeras fotografías se espera que puedan ser utilizables el próximo verano.