Una ruta de castillos a la carta

  • En el siglo XXI también la gastronomía tiene su propio "érase una vez…".
  • El Castillo de Carlos V es hoy Parador Nacional de Hondarribia.
  • El restaurante Al-Bacar está dentro del Castillo de Monda.
  • El Castillo de Peralada está una de las zonas más bellas del Alt Empordà.
El Castillo de Cardona, del siglo XV, hoy Parador Nacional.
El Castillo de Cardona, del siglo XV, hoy Parador Nacional.
FLICKR/Carquinyol

"Érase una vez…", ha sido la célebre (y reiterativa) introducción de muchos cuentos infantiles; detrás de la que suele haber historias de doncellas, temibles dragones y príncipes.

Fábulas más, fábulas menos, en el siglo XXI también la gastronomía tiene su propio "érase una vez…", pero que se completa con "…un restaurante en un castillo", donde no será difícil que revivamos leyendas y nos sentemos a la mesa.

Fortalezas de norte a sur

En el País Vasco, el Castillo de Carlos V, hoy Parador Nacional de Hondarribia, aún conserva sus muros de piedra. Su decoración -repleta de lanzas, cañones y armaduras- rememora los tiempos de su fundación en el siglo X.

Los árabes construyeron la fortaleza del Castillo de Monda. En la actualidad, conserva intactos algunos de sus muros y sus impresionantes vistas a la bahía de Málaga. El restaurante Al-Bacar, dentro del castillo, es el lugar ideal para quienes buscan una combinación de tranquilidad y elegancia. Su propuesta está marcada por la gastronomía andaluza y mediterránea.

Cataluña, cuna de castillos

Cataluña es la comunidad que acoge el mayor número de castillos de España. Ejemplo de ello es Can Cortada, en Barcelona, antiguo castillo del siglo XI y que, en 1994, la familia Soler i Ribatallada reformó para convertirlo en restaurante.

Hoy por hoy, es parte del Patrimonio Artístico de la Ciudad Condal y en el interior alberga una antigua torre con más de mil años de antigüedad. Su cocina es tradicional catalana y entre las recomendaciones del chef destacan la esqueixada de bacalao y tomate fresco; mar y montaña de pollo con cigalas; la ensalada de habitas con jamón a la vinagreta de menta y la leche frita.

Al Castell Medieval Comte de Valltordera debemos ir con el estómago vacío, porque las cantidades son dignas de cualquier guerrero: sopa de verduras, un pollo entero con patata al horno y helado para el postre. Al finalizar el banquete, los huéspedes podrán pasar al Gran Salón de Baile, donde la Orquesta del Castillo entonará un animado repertorio musical.

También el Castillo de Cardona, que está en un recinto que data del siglo IX, y que hoy es Parador Nacional. El Hotel se ubica sobre una imponente colina, por lo que su situación proporciona una excepcional panorámica de la ciudad y de las fértiles tierras bañadas por el río Cardoner. En su comedor se pueden degustar platos como la tarrina de berenjenas con manitas de cerdo, embutidos y especialmente su brasa, donde se prepara la paletilla de cordero braseada.

El Castillo Peralada, en Girona, está situado en una de las zonas más bellas del Alt Empordà y alberga un complejo hotelero. El castillo es famoso por su bodega de vinos y cavas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento