Un viaje en tren desde China para conocer la Corea más oscura

  • Un tren turístico viaja entre China y Corea del Norte.
  • Recorre una vez a la semana a las ciudades norcoreanas de Namyang y Chongjin.
  • Los viajes tienen limitaciones muy estrictas y han de hacerse en grupos.
Una playa de Kangwon-do, con las montañas al fondo.
Una playa de Kangwon-do, con las montañas al fondo.
FLICKR/WanderingSolesPhotography

Parece que ya no hubiera ni fronteras ni lugares por descubrir; pero existen ambos. De lo que es una frontera saben mucho en Corea del Norte, el país más cerrado y escondido del planeta. Aunque parezca inexpugnable, es posible visitar la Corea comunista.

Para hacerlo hay que tener paciencia, tiempo (para todos los trámites y gestiones) y mucha suerte. En todo caso, habrá que hacerlo desde China, el único país que tiene unas relaciones "normales" con Corea del Norte.

La mejor oportunidad es el tren turístico que une la ciudad china de Tumen con la montaña norcoreana de Chilbo, que ha comenzado a funcionar estos días, abriendo una nueva posibilidad de visitar el régimen estalinista.

El tren transportó en su primer trayecto a 65 turistas, y éstos pasaron cuatro noches en el país vecino, informaron las autoridades turísticas de Tumen, ciudad del noreste de China cercana a la frontera norcoreana.

El viaje se repetirá una vez a la semana, e incluye visitas a las ciudades norcoreanas de Namyang y Chongjin, así como oportunidades para conocer aguas termales y paisajes de montaña de ese país.

Un viaje vigilado

Aunque Corea del Norte sigue siendo uno de los lugares más difíciles de visitar del mundo, se puede viajar en calidad de turista a través de agencias que operan principalmente en China, aunque los viajes suelen tener limitaciones muy estrictas y siempre han de hacerse en grupos.

En los viajes turísticos (vetados a periodistas), los viajeros deben ir en todo momento acompañados por guías autóctonos, no pueden hacer fotos en determinados lugares y tienen prohibido visitar gran parte del territorio fuera de la ruta de monumentos estalinistas en Pyongyang.

Este tipo de excursiones se ofrecen tanto a turistas chinos como de otros países, si bien los primeros tienen más facilidades para entrar en Corea del Norte, gracias a los acuerdos de intercambios turísticos firmados por los dos países (aliados ideológicos y económicos) en el año 2008.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento