Megaupload
Imagen de la web Megaupload. Dekuwa

Esta semana se publicó que el Estado neozelandés lleva gastados más de un millón de dólares en el proceso de extradición del fundador de Megaupload, Kim Schmitz o Dotcom, requerido por Estados Unidos por supuesta piratería informática, informaron los medios locales.

Este sumario será el más caro en la historia de Nueva Zelanda ya que el juicio no está previsto hasta agostoSegún datos obtenidos por la cadena TVOne de la televisión neozelandesa, la factura de los 13 abogados del Estado, incluido el procurador general, que defienden la petición de Estados Unidos asciende a 914.144 dólares (698.940 euros).

A esta cantidad hay que sumar los 124.000 dólares (94.856 euros) que costó el operativo policial para detener y confiscar los bienes de Dotcom, así como su almacenamiento y el pago del seguro, y los gastos de dietas y desplazamientos del equipo legal.

El Estado neozelandés ha asumido los costos del proceso contra Dotcom, quien se encuentra en libertad condicional, en virtud de un tratado bilateral suscrito en la década de 1970 que obliga a las partes a financiar los casos de extradición en su territorio, agregó la citada fuente.

Este sumario se va a convertir en el procedimiento de extradición más caro en la historia de Nueva Zelanda, según los expertos, porque aún quedan cuatro meses de batalla legal antes del inicio del juicio, previsto para agosto.

La empresa neozelandesa especializada en pronósticos de mercado iPredict ha creado una acción que pagará 0,81 dólares (0,62 euros) si el caso se cierra antes del 1 de enero de 2014.

Según The National Business Review neozelandés, el fundador de Megaupload tiene un 56% de probabilidades de ser extraditado a Estados Unidos para que sea juzgado por delitos de piratería informática, blanqueo de dinero y crimen organizado.

Dotcom y otros tres directivos de Megaupload fueron detenidos el 20 de enero pasado en Auckland dentro de un operativo internacional contra la piratería informática emprendido por Estados Unidos, que también implicó dos detenciones en Europa y el cierre del portal y la confiscación de bienes en territorio estadounidense. El alemán Fin Batato, de 38 años y responsable técnico de Megaupload, y el holandés Bram van der Kolk, de 29, fueron los primeros en salir en libertad bajo fianza, luego el también alemán Mathias Ortmann, de 40 y cofundador del portal.

La última persona detenida en Nueva Zelanda que obtuvo la libertad condicional fue Dotcom el 22 de febrero.

Megaupload está acusado en Estados Unidos de daños a la propiedad intelectual de al menos 500 millones de dólares (381 millones de euros) y de haber recaudado de manera ilícita más de 175 millones de dólares (133 millones de euros).