Hangar 7
La brillante estructura creada por Volkmar Burgstaller. hangar-7.com

Salzburgo contiene más de una "ciudad". Está la Salzburgo de Mozart, la de la cerveza o la Salzburgo de 'Sonrisas y lágrimas'. Pero la ciudad austríaca tiene también una cara más moderna y tecnológica. Se llama 'Hangar 7'.  

Se trata de un complejo de ocio que alberga una galería de arte, un restaurante de lujo y un museo automovilístico en el aeropuerto de Salzburgo, es el símbolo del imperio Red Bull, la marca de bebidas energéticas cuya escudería ha dominado este año la Fórmula 1.

Está compuesto por 1.200 toneladas de acero y 380 toneladas de cristal'Hangar 7' es una instalación futurista en la que el fundador y propietario, el multimillonario austríaco Dietrich Mateschitz, expone su flota de aviones, automóviles de carreras y motos, además de ofrecer un espacio a jóvenes artistas.

Desde fuera, el hangar parece un ala gigante de avión, de 100 metros de largo y 67 metros de ancho, mientras que desde dentro se tiene la sensación de encontrarse ante un firmamento celestial.

Inaugurada en 2003 después de dos años de obras bajo la tutela del arquitecto austríaco Volkmar Burgstaller, el 'Hangar 7' está compuesto por 1.200 toneladas de acero y 380 toneladas de cristales especiales.

Aviones y y Fórmula 1

La aeronave más grande de la veintena de aviones expuestos es un histórico DC-6B de los años cincuenta, con una envergadura de 36 metros, una altura de nueve metros y un peso de 50 toneladas. Entre los coches mostrados, destaca uno que lleva el nombre de Sebastian Vettel, flamante campeón de la Fórmula 1.

Unas 200.000 personas visitan 'Hangar 7' cada año'Hangar 7' se ha hecho un hueco en la cultura popular y urbanística de Salzburgo. De hecho, unas 200.000 personas acuden a este lugar todos los años, no sólo para visitar las exposiciones itinerantes de arte sino también para cenar en su restaurante gourmet.

Su especialidad es la smart food ("comida inteligente"), con más de 130 recetas innovadoras servidas en vaso, aunque también se puede visitar el imponente edificio, mezcla de museo y galería de arte, para tomar una copa.