Steve Jobs
Un iPhone con la imagen de Steve Jobs tras una figura que representa al cofundador de la compañía. Ciro De Luca / REUTERS

El contrato en el que Steve Jobs y sus socios fundaron Apple en 1976 se vendió este martes en Nueva York por 1,5 millones de dólares (1,1 millones de euros), una cifra que lo convirtió en la estrella de una puja organizada por Sotheby's y en la que se subastó también la colección privada del escritor Raymond Chandler (1888-1959).

El documento por el que Jobs, Ronald Wayne y Stephen Wozniak fundaron la popular firma tecnológica el 1 de abril de 1976, encontró un comprador dispuesto a pagar un total de 1.594.500 dólares, muy por encima de la valoración inicial entre 100.000 y 150.000 dólares de la casa de subastas.

Por 1,59 millones de dólares el comprador se hizo con un lote que contenía, además del contrato de creación de Apple, otro documento fechado tan solo once días después y con el que Wayne se deshizo de sus acciones en la nueva compañía a cambio de 800 dólares.

Apple ya es un preciado objeto de coleccionismo El contrato de Apple superó con creces las estimaciones de Sotheby's, con lo que la firma californiana demostró que puede alcanzar cifras millonarias, además de en campos como la tecnología y la innovación, en las salas de subastas neoyorquinas y que se la puede considerar ya un objeto preciado de coleccionismo.

Poco antes se había vendido parte de la colección de libros y manuscritos de Chandler, en la que una copia de su novela The Big Sleep (1939), donde debutó su legendario detective Philip Marlowe, se adjudicó por casi el doble de su estimación, al lograr un precio de martillo de 210.000 dólares que finalmente alcanzó con comisiones e impuestos los 254.500 dólares.