De safari por Tanzania, a la sombra del Kilimanjaro

  • En las llanuras del Serengueti se puede encontrar la concentración más alta de animales del mundo.
  • Desde el Parque Nacional de Arusha se divisa la cumbre nevada del Kilimanjaro.
  • El Parque Nacional del Lago Manyara es un mar de flamencos.
  • Ngorongoro es el cráter de un volcán inactivo que acoge diferentes microsistemas en un área muy pequeña.
Jirafas y flamencos en el Parque Nacional del Lago Manyara.
Jirafas y flamencos en el Parque Nacional del Lago Manyara.
FLICKR/Marc Veraart

Las extensas llanuras de Tanzania dan cobijo a una de las mayores poblaciones de fauna salvaje del planeta. A la sombra de Kilimanjaro, se abre un paraíso natural con una vegetación exuberante en el que campan a sus anchas cocodrilos, leones, leopardos, monos, ñus y un largo etcétera.

Como explica DTlux, la mejor puerta de entrada a Tanzania es Dar es Salaam, su ciudad más importante y capital hasta 1996. Desde allí puedes comenzar tu safari por el norte del país.

Cuenta con el Parque Nacional de Arusha, en las laderas del Monte Meru, y se divisa en la lejanía las cumbres nevadas del Monte Kilimanjaro. Una vez emprendida la aventura, la Naturaleza te espera con su mejor repertorio, desde el Serengueti hasta Ngorongoro, Tarangire y el Lago Manyara.

Las llanuras del Serengueti

Frontera natural entre Tanzania y Kenia, en las interminables llanuras del Serengueti se puede encontrar la concentración más alta de animales del mundo. Se puede ver la  espectacular migración de los ñus, ejemplares de topi, dik-dik, guepardo, leopardo o chacal. La mejor época para visitar este parque es desde diciembre a mayo.

Casi como una extensión del Serengueti, se abre espacio la Reserva Natural de Ngorongoro. En realidad, es el cráter de un volcán inactivo cuyas fronteras naturales ha permitido desarrollar diferentes microsistemas en un área muy pequeña. Un bosque, la sabana, un río con su lago natural, charcas saladas y tierras áridas se encuentran concentradas en un área de unos 20 km de diámetro.

Leones, elefantes, jirafas, búfalos, antílopes, buitres, águilas, impalas, rinocerontes, cebras, hienas, y así hasta unas 25.000 especies de animales que conviven con la tribu de los Masai.

Elefantes en Tarangire y flamencos en Manyara

En el Parque Nacional de Tarangire, que recibe el nombre del río que lo cruza, se llega a registrar durante la temporada seca, una de las mayores concentraciones de fauna salvaje de todos los parques y durante la época de lluvias, se deja paso a los verdes pastos y a inmensos lagos. Enormes manadas de elefantes, cebras, ñus y orix son vistos con gran facilidad en estas tierras.

La riqueza natural la completa el Parque Nacional del Lago Manyara, que ofrece una variada fauna, siendo especialmente abundantes los flamencos, que se concentran en este lago alcalino, rodeado por baobas milenarios y praderas.

También es hogar de los famosos leones trepadores, que conviven junto con una numerosa población de elfantes, búfalos, cebras y monos del brevet.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento