Casi una cuarta parte de los españoles exageran o mienten en el relato de sus vacaciones

  • Según una encuesta, el 10% de los españoles ha exagerado una historia para generar envidia, superando así el 7% de la media europea.
  • Solo los irlandeses exageran o mienten más, un 29% de los encuestados.
  • Un 3% de españoles han llegado a inventarse un viaje nunca realizado.
Turistas en Zaragoza.
Turistas en Zaragoza.
ARCHIVO

Para muchos tan importante como ir es contarlo. Y puestos a contar mejor no decepcionar las expectativas de quien nos escucha (¿o las nuestras propias?). El relato que hacemos de nuestras vacaciones ante los demás puede que nos sirva para convencernos de lo bien que lo hemos pasado. En suma, que muchos mienten y cuentan más de lo que han vivido.

Lo asegura una encuesta de la empresa lastminute.com. En el relato a los amigos o compañeros de trabajo de cómo ha ido su descanso vacacional, el 19% de los europeos admiten mentir o exagerar sobre sus vacaciones para hacerlas parecer más interesantes.

Los españoles exageramos, pero no somos los más que más lo hacemos. Según la encuesta, los irlandeses son los que, con mayor frecuencia, recurren a la exageración o mentira (29%) para narrar su actividad durante el periodo vacacional.

A los españoles nos gusta dar envidia

España (junto a Alemania) ocupa el segundo lugar en el ranking de mentiras sobre las vacaciones (el 22% así lo afirma en ambos casos).

Los irlandeses exageran más, pero los españoles lo hacemos con mayor malicia. El 10% reconoce haber exagerado en el relato de sus vacaciones para generar envidia, superando así el 7% de la media europea. En el extremo de esa conducta, un 3% de los españoles encuestados han llegado a inventarse un viaje nunca realizado.

Puesto que lo importante no es cómo fueron las cosas sino cómo las recordamos, el 3% de los españoles confiesan que han modificado alguna fotografía para ganar atractivo.

En el polo opuesto, Francia (13%) y Dinamarca (14%) destacan como los países más francos en sus explicaciones. Quedan en la mitad de la tabla, los suecos (18%) y noruegos, ingleses e italianos (17%).

Los países europeos analizados dedican una media de 22 minutos a comentar las vacaciones con los compañeros de trabajo. Según la encuesta, España se mantiene en la media y sólo la superan Irlanda (26 minutos), Alemania (25 minutos) y Suecia (23 minutos). Contrariamente, Noruega sería el país que menos habla sobre sus vacaciones en el ámbito laboral.

Somos "buenos" contando las vacaciones

La encuesta ha preguntado por las habilidades narrativas de cada país a la hora de contar "batallitas" veraniegas. Los irlandeses son los ciudadanos que se muestran más orgullosos de sus aptitudes oratorias: el 39% consideran que son "muy buenos" en ello.

Españoles y franceses son algo más modestos, aunque el 50% y el 55%, respectivamente, cree que generalmente son “buenos” explicando historias.

Los menos orgullosos de su manera de contar son los suecos y los daneses, con un 19% y 15% respectivamente, que opinan que sus habilidades son bastante pobres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento