La compañía ha recibido 20 informes de baterías que se recalentaron, lo que en un caso causó heridas leves, anunció hoy la Comisión para la Seguridad de Productos para el Consumidor.

Las baterías en cuestión son de litio y recargables, se fabricaron a principios del año pasado en China, se utilizan en varios modelos de ordenadores Hewlett-Packard y Compaq y tienen un código de barras que comienza por L3.

La agencia recomendó a los consumidores que dejen de utilizar el producto inmediatamente y contacten con su proveedor informático o se informen en la página web de HP sobre los pasos para obtener un cambio de batería gratuito.

Los ordenadores que pueden verse afectados incluyen los modelos dv1xxx y ze2xxx de la familia HP Pavilion, nx48xx de la familia HP Compaq, y V2xxx y M2xxx de la familia Compaq Presario.