Teresa Viejo Periodista y escritora
OPINIÓN

Desde México, con amor

Claudia Sheinbaum, futura presidenta de México.
Claudia Sheinbaum, futura presidenta de México.
DPA vía Europa Press
Claudia Sheinbaum, futura presidenta de México.

Cuenta una leyenda judía que un día, las mujeres cansadas de las injusticias de las que eran víctimas generación tras generación, resolvieron pedir cuentas a Dios y emanciparse del yugo masculino, para lo cual decidieron nombrar a una portavoz y enviarla ante la divinidad. Eligieron a Skotzel, erudita y de verbo elocuente y persuasivo, a fin de que se convirtiera en una especie de abogada del género femenino

Acto seguido, todas las mujeres de la tierra formaron una gigantesca pirámide, lo que lograron al encaramarse unas sobre los hombros de las otras y así llegar al cielo. Skotzel se situó en la punta. Sin embargo, una mujer al pie de esa formidable construcción humana perdió el equilibrio, y su caída provocó el derrumbe de toda la pirámide. Tras reponerse y ver que no había ninguna herida, buscaron sin éxito a Skotzel. 

Había desaparecido. Finaliza la leyenda explicando que ella sigue en pleno alegato frente a Dios, defendiéndonos, y pleiteando por una igualdad que algún día conquistaremos. Por ello, cada vez que una mujer con carácter y determinación entra en una habitación, alguien exclama: ''Skotzel kumt!''. ''Ha llegado Skotzel''.

Skotzel sigue en pleno alegato frente a Dios, defendiéndonos, y pleiteando por una igualdad que algún día conquistaremos

En México gritan ahora ''¡Ha llegado Claudia!''. Estoy en el país y es difícil no contagiarse de la emoción de tantas mujeres, hayan votado o no a Claudia Sheinbaum, porque una mujer ha alcanzado por primera vez en su historia la presidencia del país. Hay triunfos individuales que saben a gesta colectiva, como cuando la Selección de Fútbol ganó el mundial y parecíamos llevar una camiseta con el número del equipo cada españolito de a pie. 

Claudia Sheinbaum, la primera mujer presidenta de México y Norteamérica
Claudia Sheinbaum, la primera mujer presidenta de México y Norteamérica
AP

Sí, el mensaje político está polarizado y el país también porque las diferencias son estructurales y necesitan tiempo para disolverse y acercarse a las posturas sociales, pero las mujeres mexicanas han conquistado un logro no vivido aún aquí, ni en la vieja Europa, la de las medidas sociales, la diversidad y la equidad, la de los derechos. Los dos principales partidos en liza estaban representados por mujeres. 

Las mujeres mexicanas han conquistado un logro no vivido aún aquí, ni en la vieja Europa, la de las medidas sociales, la diversidad y la equidad, la de los derechos.

¿Cuándo sería posible eso en España? ¿Cuándo un debate a tres donde la comparsa es el hombre? ¿Cuándo veremos solo carteles electorales con nombre de mujer? ¿Serán tan testosterónicos los debates? ¿Se insultarán como si no hubiese un mañana para tomar cañas después?

Hoy una directiva, durante la reunión de trabajo que he mantenido en la Subsecretaría de Economía -sí, el día después de las elecciones tras celebrar el triunfo hasta las mil y monas… en esto de la diligencia funcionarial también nos pasan por la escuadra-, me ha dicho: ''Lo mejor es que a nuestros hijos no habrá que explicarles qué es la paridad o por qué las mujeres requerimos más visibilidad, al fin y al cabo habrán crecido con una presidenta de gobierno, un gobierno lleno de ministras, una presidenta del Congreso, alcaldesas…''. Está claro, la mejor manera de cambiar las cosas es actuando.

Teresa Viejo junto con el subsecretario de Economía, Alejandro Encinas
Teresa Viejo junto con el subsecretario de Economía, Alejandro Encinas
Teresa Viejo

Reconozcámoslo, a veces nos nace un paternalismo viciado por el que miramos con superioridad a los países de América Latina. Como ese jefe que te ha enseñado los secretos del oficio y un día descubre que, no solo lo haces muy bien, sino que en muchos aspectos le superas. Sin embargo, si te acercas al otro sin prejuicios, entrenando una mente de principiante dispuesta a aprender, comprendes que la riqueza de las relaciones nace desde la equidad y no desde la competencia.

En mi reunión hemos hablado de cómo las mujeres vivimos el liderazgo en España, de cuáles son nuestras propuestas para visibilizar nuestro talento, de qué tipo de referentes marcan el camino a las más jóvenes… en suma de diversidad. He vuelto a comprender que crecemos cuando sumamos, así que ya estamos poniéndonos a construir, entre todas, nuestra pirámide.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Periodista y escritora

Mi nombre es Teresa Viejo y soy una contadora de historias, que estudia los efectos de la curiosidad en el comportamiento humano. Gracias al periodismo he observado la vida desde ángulos muy variados, pero tras muchos años entre focos sé que la mejor luz la emitimos las personas, por eso te descubriré a mujeres inspiradoras a quienes les ha “salvado” su curiosidad. ¿Cómo? Ya lo verás. También dirijo programas y escribo libros, la mayoría novelas de misterio, menos el último que se lo he dedicado a nuestra principal competencia –“La niña que todo lo quería saber. La curiosidad: claves para una vida más inteligente y feliz”-. También conduzco “La Observadora” en RNE y practico la Comunicación No Violenta y la Indagación Apreciativa. ¡Ah! Ser Embajadora de UNICEF me llena de orgullo. Como vivo en modo aprendizaje, casi nunca miro hacia atrás. Bueno, un día sí… un día me puse a contar las entrevistas que había realizado y al llegar a las diez mil, paré abrumada. Preguntar es más revolucionario que afirmar y ahora enseño a las personas a hacerlo. Y a liderar activando su curiosidad. Tú también puedes, créeme. ¿Te he contado que mi bebida favorita es el té?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento