Logo del sitio

¿Cómo afecta el frío a mi coche?

Vista de un coche cubierto con la nieve caída en Rodiezmo, durante el temporal de frío y nieve que afecta a la provincia de León.
Vista de un coche cubierto de nieve por un temporal.
J.Casares / EFE

Pese a que el frío parece que, hasta ahora, había dado una tregua general, las temperaturas van disminuyendo poco a poco a medida que se acerca el invierno. Las consecuencias de esta estación del año pueden llegar a afectar a más aspectos de la vida cotidiana de los que nos podemos imaginar, como es el caso de los automóviles. 

La mecánica de los coches puede sufrir los efectos de las bajas temperaturas al igual que los del calor. Según el comparador online Acierto.com, las posibilidades de que los sistemas eléctricos de un vehículo fallen aumentan un 27% con el frío, por ejemplo. También pueden pasar factura en los sistemas de arranque. Algunas de las piezas que pueden sufrir las consecuencias del frío son:

  • Las gomas. Todas las piezas de goma, desde neumáticos a manguitos, pierden parte de sus propiedades por debajo de los 10 grados.  
  • ​Los líquidos. El agua, por ejemplo, del depósito del limpiaparabrisas puede congelarse. Otros líquidos se espesan a partir de los 0 y los menos 5 grados. Las asistencias por problemas con el líquido refrigerante aumentan durante este periodo del año, por ejemplo.
  • ​La batería. A partir de cero grados cede potencia para arrancar el coche, por lo que puede costar poner el vehículo en marcha. En invierno protagoniza 1 de cada 5 averías.

Además, hay otra serie de componentes que pueden congelarse con el frío, como los bombines y cerraduras, aunque es más infrecuente ya que las temperaturas deberías bajas hasta los menos 10 grados. Por el combustible y el líquido de frenos no hay que preocuparse, ya que se mantienen intactos hasta temperaturas por debajo de los -80 grados. 

Por otro lado, también son frecuentes las averías en el sistema de climatización ya que, al entrar en el coche, la temperatura exterior e interior son prácticamente la misma, lo que obliga a encender al máxima la calefacción provocando que el sistema pueda sobrecargarse (además de que el gasto en combustible se dispare). 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento