Qué pasó con NSU, la marca de coches que solo duró 10 años en el mercado

El Prinz fue uno de los modelos más significativos de la marca.
El Prinz fue uno de los modelos más significativos de la marca.
Wikipedia/Späth Chr

Todo lo que empieza corre peligro de acabarse algún día y la fabricación de ciertas marcas de vehículos no es una excepción. Aunque parezca que las grandes firmas del automóvil siempre hayan estado allí y siempre vayan a estarlo, todas han tenido unos inicios (más y menos difíciles) y hay muchas que no llegaron a crear un nicho de conductores tan fuerte como seguir produciendo en la actualidad. 

Es en caso de NSU, una marca nacida y crecida en la Alemania Oriental del siglo XX que apenas duró 10 años en el mercado, aunque bien es cierto que tuvo una trayectoria intermitente y produjo un par de modelos que marcaron camino en su época que todavía se recuerdan. NSU comenzó su andadura en 1873 con la fundación de una fábrica de máquinas de costura que posteriormente se convirtió en la Neckarsulmer Strickmaschinen Union, marca que en 1886 comenzó a producir bicicletas en Neckarsulm, cerca de Stuttgart, Alemania. Durante esta primera etapa, NSU se encargó de suministrar los bastidores a Daimler y realizaba encargos para Peugeot Frères. 

Es a partir de 1906 es cuando NSU da el salto al motor y comienza a producir dos modelos totalmente originales, el 6/10 y el 15/24 PS. Poseían una estructura muy similar, dando el menor de ellos 1.650 rpm, 12 CV y alcanzaba una velocidad de unos 65 kilómetros por hora.

La Primera Guerra Mundial

Al cabo de algunos años y varios modelos después, NSU figuraba como una de las marcas de utilitarios alemanes más populares y a partir de 1910 consiguió una producción anual de 4.000 unidades. Sin embargo, al llegar la Primera Guerra Mundial, esta marca decidió especializarse en el segmento de vehículos pesados, concretamente, camiones. 

En 1925 levantó una fábrica en Heilsbronn para continuar con la producción de automóviles y se unió con la fábrica berlinesa de automóviles y carrocerías Schebera, aunque se encontró con dificultades financieras que limitaron su negocio y NSU entró en un parón de actividad tras la venta de su fábrica a Fiat. 

El Prinz

Después de una pausa de casi 30 años. NSU volvió a saltar a la palestra con el utilitario Prinz, uno de los turismos más influyentes en su época. Tenía un motor de 2 cilindros situado en la parte trasera, refrigerado por aire y con válvulas en cabeza oblicuas. Disponía de un cambio de cuatro marchas y una carrocería estable y ligera, con lo que permitía prestaciones particularmente favorables.

Los Prinz tuvieron una gran difusión tanto en Alemania como en el extranjero gracias a sus buenas prestaciones y su eficacia deportiva. Tan sólo del modelo Prinz IV se fabricaron casi medio millón de ejemplares, aunque había toda una serie de gamas disponibles.

Una vez iniciada este nuevo ritmo de producción, en 1951 NSU comenzó una estrecha colaboración con Féliz Wankel, con quien puso en marcha el motor Wankel. NSU decidió presentar en el Salón Internacional de Frankfurt de 1963 su primer automóvil con motor Wankel, un convertible biplaza deportivo llamado Spider NSU Wankel. 

Con este pistoletazo desde NSU se lanzaron a fabricar el Ro 80 hasta 1969, fecha en la cual esta fábrica fue absorbida por el grupo Volkswagen. Como consecuencia de esta fusión nació el K 70, de 1,6 1 y 4 cilindros, con refrigeración por agua y tracción delantera, ultimado en la NSU y adoptado por la Volkswagen para su fabricación en serie bajo la denominación de Volkswagen K 70.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento