Logo del sitio

Ponemos a prueba el Audi A1 Sportback más potente de la actual gama

  • La marca de los cuatro aros plasma todo su saber hacer deportivo en la versión 40 TFSI de 207 caballos para quien guste de una conducción más pasional.
Audi A1 Sportback 40 TFSI.
El Audi A1 Sportback 40 TFSI Competition tiene detalles en color negro que afectan a la parrilla, los logotipos, los faldones laterales y las tomas de aire.
D.P.

Si cuando probamos el año pasado la eficiente versión 30 TFSI del Audi A1 Sportback nos quedamos con ganas de más en cuanto a prestaciones, con el 40 TFSI Competition la percepción cambia por completo en el apartado mecánico y dinámico.

Y es que en esta ocasión estamos ante un utilitario de doble cara, que igual sirve para nuestro transporte cotidiano, un coche para el día a día, como para darse un “homenaje” de diversión sobre el asfalto.

Confirmado que no habrá versión S1 con tracción total (los modelos S y RS son los tope de gama en cada segmento en Audi) por el alto coste de su desarrollo, quienes quieran deportividad tendrán que “conformarse” con este A1 Sportback 40 TFSI con motor gasolina de cuatro cilindros turboalimentado de 2 litros y 207 caballos.

Audi A1 Sportback 40 TFSI.
El interior ofrece acabados de alta calidad y tiene algún toque de color.
D.P.

Hablamos de una cilindrada y potencia que hace tiempo eran más comunes, pero que hoy es poco habitual en el segmento de los utilitarios, donde prima la eficiencia y por ello se recurre a cubicajes más bajos y bloques menos potentes. De todos modos, en el entorno de los 200 caballos aún “sobreviven” utilitarios deportivos como el Hyundai i20 N, el Ford Fiesta ST o el Volkswagen Polo GTI, un modelo este que comparte mecánica con el A1 Sportback 40 TFSI y que está muy próximo a venderse en España.

Estéticamente, el A1 probado tiene diferencias con respecto a otras versiones, como es lógico. Entre las más visibles se encuentran los faros LED oscurecidos y las grandes tomas de aire, pero también la parrilla, los faldones laterales y el difusor trasero decorados en negro brillante. Las llantas, por su parte, son de 18 pulgadas y de serie son también de color negro, pero la unidad de prueba contaba con unas opcionales en titanio (195 euros cada una) a juego con las carcasas de los retrovisores. Asimismo, la parrilla, el logotipo de los cuatro aros y el nombre de modelo van también pintados en negro.

Audi A1 Sportback 40 TFSI.
Muy agresivo por detrás, con la doble salida de escape y el difusor como protagonistas.
D.P.

Por dentro, las diferencias son menores, siempre con la calidad habitual de diseño y materiales de Audi, destacando el volante deportivo de cuero, el cuadro digital y la nítida pantalla del sistema multimedia, que es de 10 pulgadas y su manejo muy sencillo.

Debajo de la pantalla están los mandos físicos para el sistema de climatización, “a salvo” de la digitalización, y en la parte inferior hay algunos botones más, entre los que se encuentra el selector de modos de conducción drive select.

Doble personalidad

Acomodados en los confortables asientos deportivos de este A1 Sportback, en los primeros metros de la marcha no se percibe nada diferente con respecto a otras versiones, si acaso un motor que no es muy ruidoso. Por la ciudad, el tamaño del conjunto –poco más de cuatro metros de longitud– ayuda a desenvolverse con agilidad, y en la respuesta al acelerador ya se ve que ofrece cierta contundencia, a la espera de salir a carretera abierta y comprobarlo con más libertad.

Audi A1 Sportback 40 TFSI.
Estas llantas en color titanio son opcionales y dejan ver el rojo de las pinzas de freno.
D.P.

En este Audi A1 hay disponibles cuatro modos de conducción, efficiency, auto, dynamic e individual (configurable en varios parámetros), y lo cierto es que el primero de ellos hace que el motor vaya poco revolucionado y que sea muy útil en zonas urbanas, por ejemplo, para no gastar gasolina de más.

Ya en carretera confirmamos, como habíamos percibido, que la suspensión es dura, pero en autovía y autopista ofrece un confort más que razonable. En esas condiciones, empezamos ya a jugar con la respuesta del motor, que con su par de 320 Nm es bastante rápida y deportiva.

Audi A1 Sportback 40 TFSI.
Bonito el perfil de este utilitario premium de poco más de 4 metros de longitud.
D.P.

Nos metemos en una carretera de montaña, y con el modo dynamic y el cambio en la posición “S”, en cuanto la aguja del cuentarrevoluciones se acerca a las 2.000 vueltas ya notamos un fuerte y sostenido empuje. La dirección, muy directa, exige no hacer movimientos de más, y también conviene esperar a tener el coche bien colocado a la hora de acelerar, sobre todo a la salida de las curvas, pero el comportamiento de este pequeño coche de tracción delantera es siempre predecible y controlable.

Desde luego, la aceleración es importante, no en vano este A1 solo necesita 6,5 segundos en pasar de 0 a 100 km/h, y además el cambio S tronic de 7 velocidades actúa con mucha rapidez, de modo que la combinación de motor y cambio ayuda a disfrutar mucho de la conducción, acompañado de un rugido mecánico que mete al conductor en situación.

Audi A1 Sportback 40 TFSI.
Esta versión tiene un motor de 2 litros con 207 caballos de potencia.
D.P.

La calidad tiene un precio

Después de un recorrido mixto y de haber exprimido puntualmente al motor, nos fijamos en el consumo, que si bien queda lejos de los 6,6 litros a los 100 km que ha homologado Audi para esta versión, la cifra de 7,7 litros resultante tras el test nos parece adecuada para la cilindrada, potencia y el tipo de conducción a la que invita este modelo, máxime cuando en buena parte de la prueba mantuvimos niveles muy cercanos a los 7 litros a los 100 realizando una conducción relajada.

Y si todo lo que ofrece este Audi A1 40 TFSI Sportback es satisfactorio, no lo es tanto el precio, que se alza hasta unos 40.050 euros de partida que quizá resulten excesivos para un modelo utilitario. En equipamiento va bien servido, con todos los aditamentos deportivos de serie, climatizador bizona, pantallas digitales, luz ambiental, conectividad compatible con smartphones y ayudas a la conducción, pero aún se deja algún elemento importante con sobreprecio, como los cristales traseros oscurecidos (455 euros), el Audi virtual cockpit configurable (195 euros) o el volante con levas para el cambio (420 euros).

Estará en cada cual, y en su bolsillo, decidir si merece la pena el desembolso, pero es cierto que tener un coche válido para el día a día, temperamental cuando queremos y siempre exclusivo también se paga. Son las reglas del juego.

Audi A1 Sportback 40 TFSI.
El maletero tiene 335 litros de capacidad, una cifra razonable en relación al tamaño del coche.
D.P.

FICHA TÉCNICA

Motor: gasolina.

Potencia (kW/CV): 152/207.

Cambio: automático, de 7 velocidades.

Largo (mm): 4.029.

Ancho (mm): 1.740.

Alto (mm): 1.433.

Maletero (litros): 335.

Velocidad máxima (km/h): 245.

De 0 a 100 km/h (seg.): 6,5.

Consumo medio (l/100 km): 6,6.

Emisiones CO2 (gr/km): 150.

Precio (euros): 40.050 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento