Logo del sitio

Descubrimos el Kia Niro de segunda generación, un crossover radicalmente renovado

  • A pesar del éxito de ventas del modelo inicial, la marca coreana ha partido de cero para responder a las más actuales demandas por parte de los clientes.
Kia Niro 22.
La estética general nada tiene que ver con la actual generación. La variante eléctrica, además, tiene detalles propios, como la compuerta del punto de carga en el centro del frontal.
KIA

Kia está, merecidamente, en un momento dulce. A pesar de los problemas del sector, una buena planificación ante las continuas crisis, una estrategia comercial acertada y una gama exquisitamente puesta al día está dando a la marca grandes frutos, encumbrándola como líder de ventas en España en marzo y creciendo en el primer trimestre de 2022 un 41% respecto al año pasado. Y todavía tiene mucho que decir con sus nuevos lanzamientos, como el que hoy nos ocupa.

Muchas veces hemos escrito aquí aquello de “lo que funciona, mejor no tocarlo”, pero hay marcas que asumen el riesgo. Y eso es lo que ha hecho Kia con el Niro, dar una vuelta de tuerca al diseño, cargarlo con mucha tecnología y a esperar el resultado.

El Niro es el tercer modelo en el ranking de ventas después del Stonic y el Sportage, y cierto es que el concepto crossover y el tamaño apenas cambia, pero al comparar visualmente el modelo nuevo con el anterior el salto es brutal.

El nuevo Kia Niro mide 6 cm más de longitud que el modelo precedente, es 2 cm más ancho y mantiene la altura casi inalterable, pero el diseño presenta un cambio profundo. Del frontal destaca la remozada parrilla y las angulosas formas de los faros y las luces LED; lateralmente, el toque de color (opcional) del pilar C –reconvertido además en entrada de aire para mejorar la eficiencia aerodinámica–, y de la trasera, el gran alerón y las ópticas verticales encastradas en el lateral. La versión eléctrica e-Niro presenta algunos detalles específicos diferenciadores, como la toma de red en la parrilla y la decoración de los pasos de rueda en tono gris.

Kia Niro 22.
Más calidad, mayor digitalización y mejores materiales definen el rediseñado interior del Niro.
KIA

Por dentro, el salto cualitativo es también enorme, tal y como hemos comprobado en la presentación estática a la prensa. El diseño es más moderno y de mejor calidad, se emplean materiales reciclados y sostenibles y se recurre a elementos digitales ya vistos, por ejemplo, en el Kia Sportage, como la doble pantalla para el cuadro de mandos y el sistema multimedia –cada una de 10,25 pulgadas– o el panel “multimodo” para los accesos directos a las diferentes funcionalidades y la climatización. También es similar la solución para la consola central y el mando giratorio del cambio.

Por su parte, el volante multifunción es nuevo, la iluminación ambiental toma protagonismo y los asientos delanteros son más compactos, lo que contribuye a mejorar el espacio detrás. El maletero gana en tamaño y tiene diferentes capacidades en función de la mecánica, con un rango que se mueve entre 343 y 475 litros (antes entre 324 y 450).

Tres opciones electrificadas

En cuanto a la gama mecánica, toda ella está electrificada en diferentes niveles. La híbrida autorrecargable (HEV) de etiqueta Eco se apoya en un mejorado motor gasolina 1.6 GDi y se asocia con uno eléctrico para ofrecer los mismos 141 caballos que hasta ahora. En el siguiente “escalón” está la opción híbrida enchufable (PHEV) de etiqueta Cero, en este caso con una potencia total incrementada hasta los 183 CV (42 más que el anterior) y con una autonomía eléctrica de aproximadamente 65 kilómetros.

El Kia e-Niro cien por cien eléctrico (BEV), por su parte, deja de desdoblarse en dos niveles de potencia y se queda solo con el motor más potente de 150 kW (204 CV), el cual se combina con la batería de 64,8 kWh para ofrecer una autonomía media en ciclo WLTP de aproximadamente 460 kilómetros.

Kia Niro 22.
El pilar C del coche ha sido objeto de un tratamiento especial, ya que tiene una función aerodinámica y puede elegirse de forma opcional en un color diferente al de la carrocería.
KIA

En la parte tecnológica también hay una gran evolución, como cabía esperar. El sistema multimedia admite la máxima conectividad online y control por voz, el Head-up Display proyecta más información en el parabrisas y los sistemas de ayuda a la conducción se han mejorado, caso del asistente de colisión frontal con función de frenado por tráfico cruzado o el control de crucero inteligente basado en la navegación. Las líneas de equipamiento disponibles siguen siendo las mismas, Concept, Drive y la más completa Emotion.

Con las reservas ya abiertas y con la llegada a los concesionarios prevista para septiembre, el nuevo Niro HEV tiene un precio de partida, con descuentos y ayudas, de 24.200 euros, el PHEV de 26.400 y el eléctrico de 27.400, una escala razonable y desde luego competitiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento