Cifras desveladas

La startup de publicidad Seedtag dispara los ingresos un 50% tras su llegada a EEUU

Seedtag
La startup de publicidad Seedtag dispara los ingresos un 50% tras su llegada a EEUU. 
Seedtag
Seedtag

La startup española de tecnología publicitaria Seedtag ha vuelto a mantener el pie en el acelerador con una subida de los ingresos cerca de un 50% durante el pasado ejercicio, después de acelerar en su incursión en el mercado estadounidense. La compañía habría situado la facturación en el entorno de los 180 millones de euros. El fondo de ‘private equity’ Advent es el accionista mayoritario y cuenta con el 60% después de haber invertido 270 millones de euros en la compra de acciones nuevas y, fundamentalmente, existentes en la segunda parte del año 2022. Este movimiento desbloqueó el plan de incentivos millonarios para la cúpula y parte de la plantilla.

Seedtag, fundada por Albert Nieto y Jorge Poyatos, es uno de los grandes candidatos a unicornio tecnológico en España. Su valoración hoy es superior claramente a los 500 millones de euros. Y las perspectivas de crecimiento son muy relevantes, especialmente por su expansión en el mercado estadounidense y en un mercado en el que las ‘cookies’ van a ir perdiendo progresivamente más importancia -su tecnología basa la inserción de anuncios en el contexto y no en el seguimiento del usuario-. El año 2023 se ha cerrado con un ritmo de crecimiento muy similar al del periodo anterior. El fondo de capital riesgo Oakley Capital asegura que la subida es de cerca del 50% en la facturación. El año anterior el incremento fue del 61%.

Esto implica que, pese a que el año 2022 no fue tan bueno como el tope de previsiones que se había fijado, ha pasado de los algo más de 70 millones de euros en el año posterior al estallido de la pandemia a unos 180 millones en 2023. Oakley asegura que la cúpula directiva continúa enfocada en expandir la ‘suite’ de producto, con un particular foco en desarrollar el mercado estadounidense que fue lanzado en el año 2022. Este ya representa el 15% del total, por lo que superaría los 25 millones. En las oficinas en el país ya cuenta con varias decenas de empleados con uno de los propios cofundadores, Albert Nieto.

El crecimiento en los últimos años ha sido rentable con generación de resultados brutos positivos (Ebitda) y con beneficios netos continuados en su filial principal con sede en Madrid, que hace las veces de cabecera aunque no consolida las cuentas. La única excepción a esta regla fue precisamente el año 2022, donde esta sociedad perdió algo más de 10 millones de euros debido principalmente al plan de ‘stock options’ que se desbloqueó debido al cambio de propiedad de la empresa por la compra de la mayoría por parte de Advent. En concreto, los dos fundadores y el equipo se repartieron 13,5 millones de euros de ese incentivo a largo plazo.

Esto le ha permitido acumular caja suficiente no sólo para abordar la expansión en Estados Unidos sino también para plantearse alguna adquisición más en el futuro. La cabecera contaba con 48 millones de euros en caja a cierre de 2022 tras la ronda -en 2021 repartió un dividendo de 7 millones con cargo a reservas voluntarias-. Las dos compras más relevantes tuvieron lugar en el año 2020: la alemana Recognified y la italiana AtomikAD. Entre ambas gastaron casi 20 millones de euros. En el ejercicio 2022 sumaron otros 6 millones ‘extra’ en concepto de ‘earn out’, es decir, cantidades variables en función de los resultados.

El año 2023 es el primero completo bajo el paraguas del fondo Advent, una gestora con más de 90.000 millones de activos bajo gestión. La entrada de este ‘private equity’ en el accionariado se anunció en el verano pero no se hizo completamente efectivo hasta noviembre. Sólo se hizo pública la cifra de inversión. Pero ahora hay muchos más datos disponibles. Según la documentación oficial consultada por La Información, la firma de inversión puso sobre la mesa en total 270 millones de euros y eso le permitió hacerse con el 60% de los títulos. Una parte muy relevante de esa cantidad fue destinada a la compra de títulos ya en manos de socios anteriores. La ampliación de capital con títulos nuevos adquiridos por la gestora fue de 50 millones de euros. El resto habría ido para recompra.

Cambios en el accionariado

Esta transacción en secundario de las acciones ha permitido a la mayoría de accionistas hacer caja con sus participaciones. Uno de los casos es el propio Oakley Capital que vendió un 17% de la empresa y se quedó con un 11% -fue el último que entró en el accionariado tras la ronda de 2021 liderada por ellos mismos-. Ingresó más de 61 millones de euros lo que supuso un beneficio de 44,5 millones

El otro es Adara, el fondo español especializado en alta tecnología (deep tech en inglés). Fue el primero que entró en las fases más iniciales. Y logró sumar más de 45 millones de euros en esa venta en secundario, apuntándose una plusvalía muy relevante pues supera con creces los casi 40 millones de capital comprometido en su segundo fondo, con el que entró en la empresa. Aún así, sigue manteniendo un 6,9% (frente al 19% que tenía). Los dos fundadores contaban con el 7,5% de los títulos. La gestora local All Iron Ventures también tiene una posición significativa en el accionariado.

Seedtag nació como una empresa especializada en utilizar las imágenes en internet como ‘lienzos’ de publicidad contextual. Su facturación ha procedido siempre tanto de la oferta (marcas anunciantes) como de la demanda -grandes grupos de medios-. No sólo han incluido herramientas para entender -a través de su plataforma de inteligencia artificial y ‘machine learning’- dónde es mejor insertar los anuncios para las marcas, sino también para el diseño de los anuncios y para su publicación online. Esta tecnología se basa en el contexto, por lo que es útil para una vida ‘post-cookies’. Google ya está haciendo pruebas para eliminar el uso de estos pequeños (y controvertidos) archivos que se instalan en el navegador y que hacen un seguimiento del usuario en todas sus visitas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento