Por su nivel de liquidez

El sistema financiero tiene capacidad para esquivar una crisis como la de SVB

La gran banca
El sistema financiero tiene capacidad para esquivar una crisis como la de SVB.
EUROPA PRESS
La gran banca

Los problemas de liquidez de un pequeño banco, SVB, que daba servicios a ‘start ups’ ha desencadenado un tsunami financiero que ha golpeado las cotizaciones de las acciones bancarias a ambos lados del Atlántico después de que fuera incapaz de hacer frente a los reembolsos de depósitos de sus clientes. Más de una década después, la solvencia y liquidez de los bancos vuelven a estar bajo el foco, pero esta vez, las entidades españolas, en particular, parten de una posición totalmente distinta: sus actuales niveles de liquidez les ponen a salvo de verse obligados a vender posiciones de deuda pública que pudiera generarles fuertes pérdidas.

Así, los bancos españoles cuentan con una posición de liquidez cómoda, según explica a La Información Nuria Álvarez, analista de Renta 4. A cierre de 2022, la ratio de liquidez LCR (liquidity coverage ratio) media de las entidades cotizadas se situó en el 222%, muy por encima del exigido por el regulador del 100%. En esta clasificación destaca Bankinter, cuyo LCR  para 2022 multiplica por 3 la ratio exigida, cerrando el ejercicio pasado con un nivel del 307%. Además, la entidad que lidera María Dolores Dancausa ha incrementado de manera rotunda el nivel de 2021, cuando acabó en el 287,6.

Banco Sabadell es otra de las entidades que ha mejorado su ratio LCR este 2022 hasta situarla en el 234% desde el 221% del ejercicio 2021. El resto de entidades mejoran los niveles del regulador, pero los han reducido en el último trimestre del año pasado como consecuencia de la devolución en parte de las TLTROS (los préstamos del BCE a la banca). 

Así, CaixaBank devolvió en el último mes del año 60.700 millones de euros de las subastas TLTRO, 48.000 millones de forma anticipada, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Aún así entidades como Unicaja Banco acabaron el ejercicio con una ratio del 284%, la segunda más elevada. En la parte baja de la tabla destacan BBVA, con el 159% y el 152% de Banco Santander.

No obstante, estos niveles estarían por encima de sus pares europeos. Por ejemplo, Deutsche Bank finalizó el año pasado con una ratio de cobertura del 142%, mientras que BNP Paribas presentaba un LCR del 136%. Únicamente la banca italiana tendría unos niveles similares, como sería el caso de Unicredit, que los situó por encima del 150%. En concreto, en el 161%.

A esto hay que añadir “la mejora en los últimos años de los ratios de capital, con un exceso sobre requerimientos superior a 300 puntos básicos de media de las entidades cotizadas españolas” que actúa de apoyo a una potencial venta de bonos, señala la experta de Renta 4. A este respecto, la banca española cuenta con una ratio del CET 1 ‘fully loaded’ por encima del 12% a cierre del pasado ejercicio. En Bankinter, por ejemplo, la diferencia entre su ratio de capital y el exigido por el Banco Central Europeo (BCE) es de 432 puntos básicos.

La banca protegió su cartera de bonos de la subida de tipos

Para los analistas de Bloomberg, la quiebra de SVB pone el foco en las carteras de bonos de las entidades financieras. De acuerdo con los expertos, las entidades financieras europeas han iniciado una rotación de aquellos designados como activos financieros a coste amortizado y, por lo tanto, evitan que sus ajustes de valor afecten el patrimonio de los accionistas. Es decir, esta cartera permitiría limitar el impacto del deterioro del valor sobre los balances financieros a medida de que el BCE fuera subiendo tipos. Muchos bancos europeos redesignaron parte de sus carteras de inversión en bonos soberanos a este tipo de activos desde el año pasado para reducir la volatilidad. “La proporción de carteras de bonos bancarios en activos a costes amortizado superó el 50% de media en 2022, según nuestros cálculos para 19 bancos europeos”, señalan desde Bloomberg.

En el caso de Bankinter, por ejemplo, estos activos financieros han pasado de ser 4.000 millones en 2021 a casi 5.000 millones de euros. Para Caixabank, el porcentaje de los activos de coste amortizado sobre el total de la cartera ALCO superaría el 80%, mientras que para los dos principales bancos españoles, Banco Santander y BBVA, la ratio sobre el total se situaría por encima del 40%.

Al respecto, Víctor Alvargonzález, socio y fundador y director de análisis de Nextep Finance, explica que el problema no es que “haya minusvalías latentes en las carteras de bonos de las entidades financieras, si no que necesiten venderlos para obtener liquidez”, algo que no parece necesario con los niveles en los que parten los bancos españoles. En ese sentido, Stéphane Déo, jefe de estrategia de mercados de Ostrum AM (Natixis IM), recuerda que en SVB "el riesgo de tipo de interés no estaba cubierto, una aberración total en términos de gestión de riesgos".

Paralelamente, la banca española emprendió en 2021 una reducción de los bonos y obligaciones hasta empezar el ejercicio 2022 en algo más de 129.000 millones de euros. A lo largo de estos doce meses la banca ha reposicionando su cartera, algo que según los analistas de Credit Suisse redundaría en su margen de intereses. En estos doce meses pasados sus posiciones han finalizado por encima de los 152.000 millones de euros.

Redactora de Finanzas

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Información Económica por la misma universidad y experta en información económica por la Universidad de Zaragoza. He desarrollado toda mi actividad profesional en el mundo del periodismo económico, primero en la redacción de 'Europa Press' y luego en la revista 'Inversión' y el portal de noticias finanzas.com. Desde diciembre de 2022 formo parte del equipo de 'La Información'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento