Nueva edición del Foro de Turismo España- China  

Pedro Sánchez apuesta en China por una relación comercial más equilibrada

Pedro Sánchez augura la nueva edición del Foro de Turismo España-China en junio
Pedro Sánchez apuesta en China por una relación comercial más equilibrada
PRESIDENCIA DEL GOBIERNO
Pedro Sánchez augura la nueva edición del Foro de Turismo España-China en junio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apostado este viernes por una relación comercial más equilibrada tras poner sobre la mesa la voluntad de la UE de "adaptar" las normas comerciales internacionales a los desafíos y nuevas realidades de la economía mundial tras dos décadas  en que se han producido "cambios sustanciales". Además, Sánchez, que asumirá la presidencia de turno del club comunitario desde el 1 de julio ha anunciado la celebración de la nueva edición del Foro de Turismo entre España y China (FOTEC). Esta es la primera edición que tiene lugar desde que la pandemia del coronavirus llegara en 2019. 

Del mismo modo, FOTEC es el evento más importante entre España y el gigante mundial chino, que tendrá lugar en territorio español durante el mes de junio de este año 2023. Se emplea una iniciativa pionera en España, organizada por la Asociación de Turismo España-China (ATEC), que se celebra tradicionalmente cada dos años en el país asiático. La primera edición fue en Pekín en 2016 y la segunda edición tuvo lugar en Shanghái en 2018.

Durante su visita oficial a China y tras reunirse con "una buena representación de turoperadores chinos", el presidente del Gobierno destaca que las compañías han mostrado "un gran interés por la oferta turística española". Además, recuerda que las cifras de visitantes chinos antes de la pandemia: más de 700.000 turistas del país asiático visitaron España en 2019. "Esperamos poder recuperar pronto las cifras prepandemia y superarlas", ha añadido.

Visados a turistas chinos

A principios del mes de marzo, el Gobierno chino anunció la expansión de su permiso para las visitas guiadas de grupos de sus nacionales a 40 países más, además de los 20 anunciados inicialmente el 6 de febrero, entre ellos España, Francia, Grecia, Italia o Brasil.

Al respecto, Sánchez ha mencionado la supervisión de los visados y además ha  resaltado que el Gobierno español "está realizando todos los esfuerzos para facilitar la correspondiente emisión de los visados a los turistas chinos" con el fin de aumentar las posibilidades del turismo en España.

Una relación comercial más equilibrada

Pedro Sánchez ha puesto sobre la mesa la voluntad de la UE de "adaptar" las normas comerciales internacionales a los desafíos y nuevas realidades de la economía mundial, ante los "cambios sustanciales" que se han experimentado "en las dos últimas décadas".

Para el Gobierno español, este encuentro con Li Qiang ha resultado de "gran utilidad" a la hora de tratar las "múltiples oportunidades" de inversión que hay para China y España en sectores como la fabricación de vehículos eléctricos, en el que España es el cuarto receptor de inversiones a nivel global.

Y sobre inversión, Sánchez y Li Qiang han hablado sobre las oportunidades que existan para ambos países en industrias como la farmacéuticas o las energías renovables, coincidiendo -apunta Moncloa- en la importancia de relanzar la cooperación mixta y el interés mutuo en el ámbito del turismo.

Además, los dos líderes se han felicitado por el hecho del avance que para las relaciones culturales va a suponer la firma durante este viaje de cuatro acuerdos: un Plan ejecutivo de cooperación en materia educativa para los años 2023-2026, dos protocolos fitosanitarios para la exportación de productos agrícolas y un Memorando de Entendimiento de colaboración en materia deportiva.

"Iniciamos en Pekín una intensa agenda de encuentros con el objetivo de relanzar las relaciones bilaterales entre ambos países, tanto comerciales como culturales, y abordar la situación geoestratégica global", ha publicado Sánchez esta mañana (a primera hora española) en su cuenta de Twitter.

"Ni fragmentación económica ni guerras"

Sánchez está llevando a cabo desde este jueves una visita oficial a China con el cometido principal -además de conocer de primera mano los planes para la paz en Ucrania del mandatario chino, Xi Jinping- de afianzar la relación en el plano bilateral, sobre todo económico, y atraer de vuelta a España a turistas chinos después de la pandemia.

Este jueves, el presidente español alertó desde la isla china de Hainan de los "retos globales de una escala sin precedentes" a los que se enfrenta la humanidad y aseguró que "nadie quiere la fragmentación económica ni la guerra". Lo hizo en un discurso en el Foro de Boao para Asia (BFA), la primera parada en su visita de dos días.

Antes del viaje, desde el Gobierno español se puso de relieve la importancia de esta visita por el momento en que se realiza, ya que será la primera de un líder europeo con Xi una vez que Pekín ha planteado su propuesta de doce puntos para la paz en Ucrania y sobre todo tras el encuentro del líder chino la semana pasada en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El propio Sánchez afirmó días antes que podrá conocer "de primera mano" el planteamiento del mandatario chino, si bien dejó claro que se debe contar con Ucrania para cualquier posible solución. En este sentido, en Moncloa consideran que ahora sería importante que Xi hablara también con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenksi.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento