Sacudida en la cúpula

Indra da poderes ejecutivos a Marc Murtra y mantiene a De los Mozos como CEO

Indra plan estratégico Marc Murtra y José Vicente de los Mozos
Indra plan estratégico Marc Murtra y José Vicente de los Mozos
Indra
Indra plan estratégico Marc Murtra y José Vicente de los Mozos

Sacudida de relevancia en la cúpula de Indra. El consejo de administración de la compañía tecnológica y de defensa ha aprobado otorgar funciones ejecutivas vinculadas al ámbito corporativo e institucional a Marc Murtra manteniendo al CEO, José Vicente de los Mozos, al frente de toda el área "operativa". Según ha apuntado el grupo ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los cambios han sido a propuesta conjunta entre los dos directivos y se llevan a cabo con el objetivo de la "correcta implementación" del plan estratégico que arranca ahora y concluye en el año 2026.

En la comunicación al supervisor no se precisan cuáles son esas atribuciones ejecutivas, pero todo apunta a que Murtra protagonizará todos los trabajos vinculados a la representación institucional de la compañía, lo que le llevará a una mayor proyección pública. Esto lleva a que el directivo catalán pasa de ser un consejero 'Otro Externo' a ejecutivo, por lo que se mantendrán tres representantes con esta categoría en el máximo órgano de decisión de la empresa. Las condiciones retributivas actuales del nuevo ejecutivo no cambiarán.

La empresa alega que esta atribución de funciones ejecutivas permitirá una "mayor dedicación" tanto a los aspectos corporativos como a la apertura de relaciones en las geografías en las que actualmente no tiene presencia, así como "a la interlocución con las administraciones públicas, gobiernos y organizaciones internacionales que el posicionamiento de Indra en el mercado de defensa requiere en el contexto geopolítico actual".

Murtra ya había ganado protagonismo público en los últimos meses en la compañía, también en la esfera más pública. Él era presidente de la Comisión de Estrategia, que debía examinar cualquier propuesta operativa y de negocio de la compañía. Además, el pasado mes de septiembre sumó más enteros con las modificaciones de gobernanza aprobadas. Se creó una nueva comisión delegada ejecutiva presidida por el directivo.

Indra defiende que la reorganización de poder tiene el fin de "mejorar la interlocución con los diferentes 'stakeholders' estratégicos"

Precisamente el diseño del plan estratégico que se presentó en el Investor Day del pasado mes de marzo generó un intenso debate interno en el equipo directivo de Indra. Un debate que se centraba, especialmente, en el futuro de Minsait, la división tecnológica del grupo. Y de hecho en la redacción de la hoja de ruta se dejaron abiertas todas las posibilidades de desinversión en la filial. Pese a todo, ambos directivos han escenificado una decisión de gobernanza consensuada.

En este sentido, el propio De los Mozos ha asegurado que después de un año en el cargo en Indra y tras un "profundo análisis" de la empresa tanto él como Murtra han propuesto "reforzar sus funciones en el ámbito corporativo con el objetivo de centrar todos mis esfuerzos en la implementación del Plan Estratégico". El presidente asegura que su poderes permitirían "mejorar nuestra interlocución con diferentes 'stakeholders' estratégicos para el futuro"

Murtra aterrizó en la compañía en 2020. El cese de Fernando Abril-Martorell, quien ostentaba todos los poderes ejecutivos del grupo como presidente, llevó a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) a apoyar su nombre como sustituto. Pero la falta de acuerdo en el máximo órgano de decisión llevó a designar a dos CEOs -Ignacio Mataix y Cristina Ruiz- con él como presidente no ejecutivo. La salida de los dos primeros acabó con el nombramiento de De los Mozos, ex alto cargo del grupo automovilístico Renault.

Escribano, a la espera

En términos de gobernanza, aún queda pendiente un cambio significativo que deberá sustanciarse en las próximas semanas. El consejo de administración en el que conviven hoy Murtra, De los Mozos y Luis Abril deberá acoger a Escribano, que ya ha alcanzado el 8% de los títulos lo que le da derecho a contar con un representante dominical. Al menos hasta ahora, el grupo, especialmente cercano a Moncloa, no ha dado el paso de pedir ese sillón.

Esta incorporación implicará cambios de calado. Una opción que ha perdido enteros en el seno de la empresa es la salida de Luis Abril como consejero ejecutivo de la compañía. Tampoco se contemplaría el incremento del número de miembros a diecisiete desde los dieciséis actuales. Ya hoy están incumpliendo la recomendación de la CNMV de mantenerlos en un máximo de quince. Y la otra opción es reducir el número de independientes, que serían menos de la mitad (siete frente a nueve), lo que implicaría también ir en contra del criterio del supervisor bursátil. Todo ello se tendrá que decidir antes de la junta general de accionistas que deberá celebrarse previsiblemente en el próximo mes de junio.

Jesús Martínez

Periodista económico nacido en tierras andaluzas (Jaén, 1983). Me incorporé al equipo de La Información a principios del año 2018 para cubrir el sector de las telecomunicaciones, las startups y las grandes empresas tecnológicas. Anteriormente, me ocupé de la misma área informativa en el diario 'El Español' desde su fundación. Durante los años previos colaboré en diversos medios como 'El Confidencial', 'Expansión' y las revistas 'Forbes' o 'Emprendedores'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento