Desinversión en 2023

Endesa saca brillo al negocio del gas a la espera del 'ok' definitivo de Enel a la venta

El consejero delegado de Endesa, José Damián Bogas.
Endesa saca brillo al negocio del gas a la espera del 'ok' definitivo de Enel a la venta.
Alberto Ortega / Europa Press
El consejero delegado de Endesa, José Damián Bogas.

Endesa saca brillo a su negocio del gas mientras espera noticias de Italia para culminar (o no) la venta. La eléctrica española está estudiando una desinversión de la parte 'B2B', es decir, del suministro de gas a grandes clientes industriales y empresariales. La operación fue anunciada por su matriz, Enel, en noviembre del año pasado, pero ahora queda esperar a ver si la nueva cúpula que ha salido este miércoles de la junta general de accionistas decide continuar con el actual plan de desinversiones. 

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, apuntó en una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre que la venta podría estar cerrada para finales de año. El directivo aseguró que se han producido distintas muestras de interés y que la empresa está ahora analizando el nuevo contexto energético, con el precio del gas actualmente entre 40 y 50 euros el megavatios hora (MWh), frente a los más de 100 euros/MWh cuando se anunció el proceso de desinversión. Fue Francesco Starace, quien este mismo miércoles deja de ser el primer ejecutivo de Enel tras nueve años, quien avanzó la operación durante el 'Capital Markets Day'.

Los ingresos por ventas de gas de la eléctrica en el primer trimestre se situaron en 2.102 millones de euros, lo que supone un incremento del 32% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente, según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De esta cantidad, la mitad pertenece a la parte 'B2B'. De su lado, Endesa conservará la cartera de clientes de gas minoristas con el objetivo de ir electrificándola. Aquí, la empresa posee 1,8 millones de clientes a cierre de marzo, de los cuales 1,42 millones pertenecen al mercado libre. En total, comercializó 22.122 gigavtios hora (GWh) en el periodo entre España y Portugal, un 7,8% más, y multiplicó por seis el margen de ganancia. Es la segunda distribuidora de gas del país, tan solo por detrás de Naturgy.

Abandonar todo el gas en 2040

En 2021, Endesa ya anunció un giro en su estrategia, de la mano de Enel, de dejar todo su negocio de gas antes de 2040, dentro de su camino hacia la descarbonización total y el objetivo de ser cero emisiones. En concreto, la sociedad italiana pretende (o pretendía) dejar la generación de carbón en 2027 y la de gas en 2040, para lo que reemplazará su flota térmica por nueva capacidad renovable y aprovechará la hibridación de energías renovables con soluciones de almacenamiento. Para dicha fecha, también prevé que toda la electricidad que venda sea 100% renovable. Bajo este contexto, la compañía española se verá obligada a desprenderse de sus activos de gas natural, que suman entre España y Portugal 3.824 megavatios (MW) en ciclos combinados.

En total, el grupo energético italiano prevé desinvertir 21.000 millones de euros. Para ello, prevé salir de tres países: Perú, Argentina y Rumanía (donde ya se ha desecho de todas sus operaciones por 1.260 millones de euros). Y se centrará en Italia, España, EE UU, Brasil, Chile y Colombia. Si no hay sorpresas, Flavio Cattaneo y Paolo Scaroni han sido nombrados consejero delegado y presidente de Enel, respectivamente, este mismo miércoles en la junta general de accionistas y se encargarán, por tanto,  de capitanear la nueva etapa de la multinacional transalpina. 

La lista del Ministerio de Economía italiano ha logrado el 49% de los votos, por lo que contará con seis miembros en el consejo de administración. Scaroni, que ha reunido un 97,2% de votos favorables tras la conformación del consejo, no ha encontrado oposición a su nombramiento después de que la lista alternativa del fondo de inversión Covalis, que presentaba a un candidato alternativo, se quedara sin representación al reunir solo el 6,9% de los votos. La candidatura de Scaroni ha generado cierta controversia porque fue el responsable de que la energética Eni reforzara su apuesta por el gas ruso y redujera sus inversiones en petróleo. El empresario fue consejero delegado de Eni entre 2005 y 2014, designado durante el segundo Ejecutivo de Berlusconi, y su nombramiento actual se ha visto como un claro reparto de poderes entre la coalición de partidos que gobierna en Italia.

De su lado, Catanneo es un empresario también próximo a la derecha que ha gestionado empresas como Telecom o la Rai. Bajo la estrategia para el periodo 2023-2025, diseñada por Starace, Enel espera alcanzar un objetivo de deuda neta en la horquilla de los 51.000-52.000 millones de euros a finales de 2023, frente a los 60.100 millones a cierre del año pasado. Asimismo, el grupo invertirá unos 37.000 millones de euros, de los que el 60% apoyará su estrategia comercial integrada (generación, clientes y servicios), y el 40% restante se destinará a redes para apoyar su papel como facilitadores de la transición energética. Habrá que esperar a noviembre en la típica revisión del plan estratégico para comprobar si la nueva cúpula es continuista o afronta cambios de calado. 

Recientemente, Enel y Endesa han formalizado operaciones financieras por un importe total de hasta 3.000 millones de euros. Endesa y la financiera dela italiana han firmado una línea de crédito a tres años por un importe de hasta 1.125 millones de euros, y un préstamo a cinco años por hasta 1.875 millones de euros. Además, han dado el visto bueno a la compraventa a Enel durante este año de aproximadamente 4,5 teravatios hora (TWh) de  gas natural licuado (GNL) por 302,7 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento