Reordenación del capital

CriteriaCaixa analiza con el Gobierno la entrada de un fondo emiratí en Naturgy

Isidro Fainé
CriteriaCaixa analiza con el Gobierno la entrada de un fondo emiratí en Naturgy.
Alex Zea / CONTACTO vía Europa Press
Isidro Fainé

Nuevos movimientos en Naturgy. CriteriaCaixa, el 'holding' inversor de Fundación la Caixa y accionista mayoritario de la gasista con el 26,7% del capital, está analizando con el Gobierno la entrada en el accionariado de un fondo de Emiratos Árabes Unidos. La idea es que los fondos CVC y GIP -ahora en manos de BlackRock- se deshagan del 40% que suman entre ambas, valorado en unos 8.000 millones de euros.

No obstante, no se descarta la posibilidad de cambiar solo parte del capital y tampoco una OPA (oferta pública de adquisición). En todo caso, la entrada de un nuevo inversor con un porcentaje destacado requeriría el aval del Gobierno, ya que Naturgy es una compañía estratégica para España. La multinacional, por ejemplo, es accionista de Medgaz, el gasoducto que canaliza hacia a España el gas procedente de Argelia. Así lo ha avanzado este lunes La Vanguardia y lo ha podido confirmar La Información.

Este medio ya publicó antes de la junta general de accionistas, que se celebró el 2 de abril, que se esperaban movimientos en la gasista ante la mayor presión de CVC para resolver su salida sin perder su inversión inicial y con el beneficio de los dividendos que ha cobrado durante los seis últimos años. Ahora, el objetivo de CriteriaCaixa, presidido por Isidro Fainé, sería pactar formalmente con el nuevo accionista una especie de cogestión mancomunada, de manera que los intereses y españoles tuvieran preeminencia y capacidad de veto en las grandes decisiones estratégicas. Hasta el año 2016, La Caixa y Repsol eran los socios de referencia en el grupo -entonces Gas Natural Fenosa- y desde el año 2000 mantuvieron un pacto parasocial.

Reynés cuenta con la confianza y apoyo de Isidro Fainé

CriteriaCaixa habría postulado en los posibles pactos la continuidad de Francisco Reynés como presidente ejecutivo en calidad de independiente, y conservando las funciones que ostenta actualmente. La posible salida de CVC y GIP no es ninguna novedad pero los fondos estarían apretando las tuercas ahora después de que la cotización de la gasista haya perdido una cuarta parte de su valor en bolsa en lo que va de 2024. GIP, que entró en 2016 en Naturgy, fue adquirido recientemente por BlackRock y suma un 20,6% del capital, mientras que CVC se convirtió en accionista de la energética en 2018 y, junto a la familia March, participa en el vehículo Rioja, que suma un 20,7% del capital.

Naturgy anunció en febrero de 2022 el proyecto Géminis, una escisión en dos compañías de la multinacional que, al dividir los negocios, facilitaría también la salida del capital de accionistas interesados, pero el proyecto, que no es bien visto por el Gobierno, se paralizó tras la invasión de Rusia a Ucrania y sigue encallado pese a que el propio Reynés sigue apostando por él. Además de la participación en CaixaBank o de la que mantiene en Telefónica, CriteriaCaixa siempre ha tenido a Naturgy como una de sus participadas de referencia como fuente de dividendos para la Fundación la Caixa. 

Operación de más calado y complejidad para CriteriaCaixa

Esta búsqueda de un nuevo accionista para Naturgy se trata de la operación de más calado y más complejidad de las que tiene sobre la mesa actualmente CriteriaCaixa. Esta operación se enmarca en el giro que está llevando a cabo el 'holding' en su cartera de participaciones industriales en grandes corporaciones en sectores cruciales de la economía. Naturgy cuenta con un accionariado muy marcado y con poco espacio, lo que resta atractivo para el resto de fondos internacionales e inversores institucionales. Además, hay que sumar la reciente expulsión de MSCI Spain de la compañía, uno de los referentes mundiales, por la falta de liquidez como consecuencia, entre otras cuestiones, del reducido 'free-float'.

Al contrario que GIP y CVC, IFM quiere seguir creciendo en el capital y el fondo australiano supera ya el 15%. El fondo que dirige Jaime Siles en España aspira a un segundo asiento en el consejo de administración y está cerca de lograr el 17% que se fijó como meta en la opa parcial que lanzó en enero de 2021 -entonces llegó al 10,8%-. Los australianos han destinado más de 1.000 millones de euros para adquirir acciones adicionales operando en el mercado sin hacer ruido.

El Gobierno también está analizando la entrada de BlackRock en el capital tras comprar GIP y este posible cambio de la titularidad de la participación ya ha suscitado ya las críticas de los socios de Ejecutivo del PSOE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento