Las aseguradoras y los jóvenes

Después de conseguir el ansiado permiso de circulación, me disponía contratar el seguro para el vehículo.

Pero una frase se me ha repetido en todas las compañías en las que he preguntado: «Es usted menor de 25 años y no dispone de experiencia, lo sentimos, pero no le podemos asegurar».  Esta afirmación me parece totalmente sectaria y discriminatoria hacia los jóvenes.

Que te acepte una compañía es complicado, y si en alguna te admiten, el precio es desorbitado. Así que he llegado a una conclusión: se prefiere que los jóvenes vayan sin seguro antes que arriesgarse a perder una ínfima parte de sus beneficios anuales.