Versión impresa

Vigilancia policial para los ecuatorianos del Tío Jorge

Vigilancia policial para los ecuatorianos del Tío Jorge
Hombres ecuatorianos, preparándose el pasado sábado para jugar a su voleibol rudimentario en el parque del Tío Jorge. (Fabián Simón)
Ampliar
Las denuncias vecinales determinan que haya más agentes en el parque los fines de semana para evitar peleas y la venta de bebida y comida.
Cientos de ecuatorianos se reúnen cada fin de semana en el parque del Tío Jorge, siguiendo su costumbre de jugar al voleibol y merendar junto a sus compatriotas. Colocan sus redes y mientras los hombres juegan, las mujeres observan desde sus asientos.

Hasta aquí, todo correcto. Pero algunos venden alcohol y comida típica de su país a los demás, sin tener licencia de venta ni cumplir las normas sanitarias. El consumo de alcohol, unido al hecho de que, en ocasiones, realizan apuestas relacionadas con sus partidos, suele derivar en discusiones y peleas.

La comisión de servicios públicos de la Junta del Rabal, alertada por los vecinos, se reunió con responsables policialesl para debatir sobre los problemas de seguridad del barrio. Se llegó a la conclusión de que faltaba mayor control en el entorno del parque y se ha intensificado la vigilancia.

Hay agentes de paisano patrullando por la zona y la Policía Local ya ha actuado en alguna ocasión retirando la bebida y la comida que vendían los suramericanos.

Otro problema añadido es la suciedad y el olor, porque siempre quedan restos de la juerga y, más aún, al estar cerrados los aseos del parque.

«Queremos respetar las costumbres de los ecuatorianos, pero existen unas normas que hay que cumplir», explica el presidente de la comisión de servicios públicos, José Miguel Romeo.

En la asociación de ecuatorianos Los Galápagos son conscientes del problema y quieren solucionarlo «para poder convivir tranquilamente», señala su presidente Florencio Deidán. Por eso ya se han puesto en marcha para solicitar un permiso y poder seguir con su costumbre de vender comida, pero de forma legal.

Problemas de convivencia

«El parque tiene usuarios españoles de lunes a viernes y ecuatorianos el fin de semana. No hay convivencia», explica Rafael Tejedor, presidente de la asociación de vecinos Tío Jorge. La Junta busca que los inmigrantes participen en las actividades del barrio a través de las asociaciones vecinales, para que diversifiquen su ocio y no se aglomeren en el parque, pero de momento no se ha conseguido por ninguna de las dos partes. «Tienen una liga de fútbol y sólo dejan jugar a ecuatorianos», señala Tejedor. En su día se propuso distribuirlos en otras zonas verdes del barrio, pero los vecinos se negaron porque no creen que sea la solución.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/69445/0/Vigilancia/policial/ecuatorianos/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios