Los artistas jóvenes tendrán un edificio entero para ellos

Los artistas jóvenes tendrán un edificio entero para ellos

La remodelación de la harinera de San José habilitará aulas de ensayo para músicos locales y, en la segunda fase, una sala de conciertos.
Los jóvenes artistas zaragozanos, especialmente los grupos musicales, están de enhorabuena: la harinera de San José se trenasformará en locales de ensayo, sala de conciertos e instalaciones para artes plásticas, según un proyecto municipal.
 
Los problemas por ruidos entre vecinos y músicos tienen los días contados, y para las bandas será más asequible tener un lugar donde poder tocar sin tener que pagar los 300 1/mes actuales.
 
El edificio permanecerá abierto las 24 horas del día.  Además de aulas para músicos, pintores, escultores y demás artistas, el equipamiento tendrá una sala con microondas y mesas para que los jóvenes puedan calentar y tomar su propia comida. Esta subsede de Noreste contará también con restaurante y cafetería a precios populares.
 
Escasez de locales
 
Los jóvenes que intentan abrirse camino en el mundo de la música lo tienen complicado. Como es difícil encontrar locales por menos de 300 1/mes, muchos deciden irse a los barrios rurales. Es el caso de Fernando, de 21 años, y su banda, que aún no tiene nombre. Ensayan en Villamayor porque les cuesta 60 euros el local. También los Gen se preparan allí.
 
También padecen escasez de locales para poder darse a conocer. «Están cerrando salas de conciertos y, a este paso, no podremos tocar en ningún sitio», indicó a 20 minutos Manuel, integrante del grupo Radón.
 
Una reforma de 2,4 millones
 
Cuando el Ayuntamiento compró la antigua harinera de San José, acordó que la rehabilitación del edificio correría a cargo de los vendedores. Se valoró, en su momento, en 2,4 millones de euros. El proyecto para acometer la reforma está prácticamente listo, y la rehabilitación se llevará a cabo el próximo año. La previsión es poder abrir este nuevo equipamiento a finales de 2006. La harinera se compone de varios edificios: los almacenes, la fábrica y el silo. La zona más antigua data de 1860. Estuvo en funcionamiento hasta 2001.
 
Así lo ven grupos en fase de lanzamiento
 
GEN
 
Nacho, Raúl y Alberto. Tocan punk-rock desde 1997.
Tienen tres discos en el mercado, el último (Dios explota), de este año. La música no les da para ganarse la vida. Aun así, ensayan tres días a la semana en un local de Villamayor, que les cuesta 60 euros al mes, mucho más barato que en la capital aragonesa. Tienen un par de actuaciones al mes porque, según dicen, «cada vez es más difícil poder tocar en un bar en Zaragoza». Nacho, el guitarra, trabaja como cristalero; Raúl, el bajo, en una imprenta, y Alberto, el batería, en la construcción. Les gusta actuar para conocer gente.
 
Después de todo
 
Sánchez, Iván, Javi, Pedro y Monte. Metal, desde 2000.
Ensayan tres días a la semana en un local de Zaragoza, por el que pagan unos 300 euros al mes. Reconocen que abrirse camino en la música es cada vez más complicado. «Zaragoza necesita más discográficas, salas donde tocar, productoras y más apoyo para las bandas», dicen. Creen que vivir de la música es imposible y más aún dentro de su estilo, el Metal. Acaban de sacar su primer disco, Oídos sordos, que dan a conocer a través de un par de actuaciones al mes. Sus empleos no tienen nada que ver con la música y sacar tiempo para ensayar es muy difícil, porque algunos trabajan de noche o a turnos.
Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/64321/0/ARTISTAS/JOVENES/EDIFICIO/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios