Tres nuevas estaciones para tratar mejor el agua

Su misión es regular de forma automática y mejor dosificada la aplicación de cloro. Empezarán a funcionar este mismo año y costarán 450.000 euros
Los barrios rurales y distritos de Zaragoza beberán agua mejor tratada este mismo año. El Ayuntamiento acaba de sacar a concurso la construcción de tres estaciones intermedias de cloración, que permitirán reducir la cantidad excesiva de este componente químico que se aplica en la planta potabilizadora de Casablanca.

El agua de Zaragoza está hiperclorada y se nota en su sabor. Sale de Casablanca y debe recorrer los 700 kilómetros de tubería que hay en la ciudad. Las consecuencias se notan: en Vía Hispanidad sabe mucho a cloro porque, de no ser así, cuando llegara el agua a Utebo habría perdido el elemento químico que sirve para desinfectarla.

Al cloro que añaden en la planta potabilizadora y en los depósitos que abastecen la ciudad (Las Canteras, Los Leones, Pignatelli y Villamayor) se unirá este año el que aporten en las estaciones intermedias de La Unión (Las Fuentes), puente del Gállego (Santa Isabel) y la carretera de Logroño.

Con la puesta de las tres nuevas estaciones, el nivel de cloración en la planta de Casablanca se reducirá y la cantidad de cloro que llegará a la margen izquierda, Santa Isabel, Villamayor, Peñaflor, Movera, Montañana, Casetas, Utebo y Venta del Olivar se regulará desde estas nuevas instalaciones.

Cómo serán

Las estaciones tendrán un sistema automatizado que permitirá medir los niveles de cloro y remitirá los datos a un centro de control. El plazo de ejecución es de cuatro meses y costará 450.000 euros. Ahora están en fase de contratación.
Reducir la hipercloración del agua y evitar pérdidas de este líquido son dos de los requisitos que ha puesto la Unión Europea para financiar la traída de agua de Yesa, que se probará en marzo.

Agua potable de gran dureza

La calidad del agua de Zaragoza se ajusta a la legislación exigida y es potable. Pero al beberla, molesta su sabor porque denota dureza. Además, estropea los grifos, los electrodomésticos y las dentaduras. Concha Germán, titular de la Universidad de Zaragoza, indica la causa: «Tiene bastantes residuos al discurrir por el valle del Ebro». El agua llega del Canal Imperial y no recibe vertidos. En la potabilizadora aplican los procesos químicos, entre ellos, la cloración que permite desinfectar el agua. El cloro elimina gérmenes nocivos del agua, pero genera otros nuevos, por lo que no conviene que esté hiperclorada.

Comentarios

Hemos bloqueado los comentarios y las correcciones de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios

Escribir comentario o corrección

3000 caracteres pendientes

Introduce el número de la imagen (Código de verificación para prevenir envios automáticos).

Código seguridad

Normas para comentar en 20minutos.es
  • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Por favor, céntrate en el tema.
  • Normas y protección de datos