Burundanga: la droga de los violadores

Las claves:

  • Anula la voluntad de la víctima que luego no recuerda nada.
  • Actúa por vía cutánea o al ser inhalada.
  • Se utiliza en Hispanoamérica.
Hipnotizada, a merced del delincuente y sin recordar nada de lo sucedido.

Así se sienten las víctimas de violaciones, secuestros y robos a las que se les ha administrado la droga burundanga, un polvo procedente de Colombia utilizado en la actualidad por delincuentes en Hispanoamérica.

¿Cómo actúa?

Su verdadero nombre es la escopolamina y actúa por vía cutánea o al ser inhalada.

Por ello, para administrarla se utilizan cigarrillos, se diluye en las bebidas, se utiliza un spray o en un simple papel que se muestra para preguntar una dirección o hacer una consulta.

Precauciones

Ante esta situación, el Ministerio de Asuntos Exteriores español recomienda a los ciudadanos que tengan pensado desplazarse a Colombia rechazar cualquier ofrecimiento de bebidas, tabaco o comidas de desconocidos y evitar que puedan poner cualquier objeto, como una tela, cerca de la nariz.

Además, el Ministerio, desde su página web, precisa que esta forma de agresión ocurre preferentemente en lugares públicos y que el principal objetivo de los asaltantes son las personas que viajan solas.

104 Comentarios
Suscribirse por RSS

Escribir un nuevo comentario

1 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser Ironica
1
Avatar genérico
Dice ser Ironica, 22.09.2006 - 19.38h

Es una planta típica de Extremadura ¿no?

Ya no puede recibir valoraciones 0
2 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser yo
2
Avatar genérico
Dice ser yo, 22.09.2006 - 19.45h

JODER

Ya no puede recibir valoraciones 0
3 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser Estequeloes
3
Avatar genérico
Dice ser Estequeloes, 22.09.2006 - 19.46h

Ironica: no, el compuesto está contenido en algunas plantas de la familia de las solanáceas que, o bien son nativas de toda Europa, o bien fueron introducidas tras la "conquista" de América

Ya no puede recibir valoraciones 0
4 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser txus
4
Avatar genérico
Dice ser txus, 22.09.2006 - 19.50h

Estequeloes - #4:

Pero no hay ninguna noticia de que en Europa se le de el mismo uso que en Colombia

Ya no puede recibir valoraciones 0
5 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser marte
5
Avatar genérico
Dice ser marte, 22.09.2006 - 19.51h

¿Con un papel al preguntar una dirección? Joder, los de 20minutos cada vez mas se van pareciendo a los de la prensa amarilla, ya quisiera ver yo a alguien intoxicado por coger un papel dos segundos...

Ya no puede recibir valoraciones 0
6 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser MALCOM
6
Avatar genérico
Dice ser MALCOM, 22.09.2006 - 19.55h

LA ESCOPOLAMINA O DROGA DE LA VOLUNTAD SE HIZO FAMOSA HACE AÑOS POR USARLA LAS LLAMADAS VIUDAS NEGRAS , PROSTITUTAS K VACIABAN LAS CASAS DE SUS CLIENTES TRAS HABERLES DROGADOS , CUIDADO CON LAS BEBIDAS : )

Ya no puede recibir valoraciones 0
7 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser Ruben del Pla
7
Avatar genérico
Dice ser Ruben del Pla, 22.09.2006 - 19.55h

iba a hacer un comentario pero he esnifado sin querer la burundanga esa y no recuerdo nada

Ya no puede recibir valoraciones 0
8 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser pedro
8
Avatar genérico
Dice ser pedro, 22.09.2006 - 19.56h

!CARAMBA¡ No somo hermano a los colombianos.. ellos requiere crecer la droga por partes de venezuela.. lo que estan vendiendo narcotraficos, y los odiamos y ese cretinos a los colombianos...

atte. VENEZUELAAA...!!!!!

Ya no puede recibir valoraciones 0
9 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser yo
9
Avatar genérico
Dice ser yo, 22.09.2006 - 19.56h

POliticos=mafiosos$$$
banqueros=mafiosos$$$$$$

Ya no puede recibir valoraciones 0
10 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser yo no me lo tomaría a coña...
10
Avatar genérico
Dice ser yo no me lo tomaría a coña..., 22.09.2006 - 19.56h

LA DROGA QUE ELIMINA LA VOLUNTAD
BURUNDANGA. Así se llama. Se extrae de una flor, utilizada ya por las culturas precolombinas. Basta que te aproximen un papel impregnado con esta sustancia para que obedezcas cualquier orden.Se ha puesto de moda en Latinoamérica y se teme que ladrones la utilicen pronto en España
JACOBO GARCIA / México
/ RAÚL ARIAS
/ RAÚL ARIAS

Fue en el centro de Caracas, junto al Centro Comercial San Ignacio, una de las zonas habituales de marcha de las clases altas de la capital venezolana. Emilio Rangel (26 años), nombre ficticio por deseo de la víctima, tenía clase al día siguiente y fue el primero de sus amigos en volver a casa. Encendió en la parada de taxi un último cigarrillo mientras esperaba que apareciese uno libre. El muchacho, con buenas pintas, que hacía cola junto a él se acercó entonces para pedirle fuego. Emilio prendió el mechero, lo acercó a su cara y se dejó rodear las manos intentando que el viento no apagara la llama. Al cigarro se le unió la conversación hasta que apareció el taxi.

«Al caminar hacia él, fue cuando empecé a sentir que me temblaban las piernas. Y vi raro porque casi no había bebido y estaba hablando normalmente con el muchacho», explica. «Entonces me subí al taxi y cuando volví a abrir los ojos, era de día, estaba sobre unas sábanas blancas y en una habitación que no era la mía. Estaba desnudo y mi ropa estaba tirada por la habitación. Empecé a vestirme pero no encontraba ni el móvil, ni la cartera y salí corriendo hasta un hall. Era un hotel viejo que no conocía de nada y donde me decían que debía 40.000 bolívares -14 euros- por la noche».

Emilio pasó tres días hospitalizado y su padre contrató un detective privado para averiguar qué pasó aquella noche. El muchacho fue hipnotizado con burundanga, el último polvo salido de las selvas de Colombia y que hace entrar a la víctima en una nebulosa en la que pierde completamente la voluntad y se pone a merced del delincuente. Es lo último en violencia urbana en Latinoamérica, donde aumentan cada día los casos de personas con edades, sexos y clases sociales muy distintas que aparecen misteriosamente secuestrados, violados, torturados o asesinados. Una droga hipnótica que conduce a la víctima hacia un estado pasivo que sólo necesita de órdenes claras para obedecer. «Habían vaciado mi tarjeta en compras, pero además yo mismo saqué durante esas horas 250.000 bolívares -90 euros- en un cajero automático», explica Emilio a CRONICA.

Las técnicas incluyen los cigarrillos, el spray o la que ha puesto en alerta a medio cono sur, por vía cutánea. «El joven que me pidió fuego llevaba una protección de goma pero tenía burundanga esparcida por sus manos y fue así como empecé a marearme». Emilio repite la versión que le dieron los médicos, que opinan que después volvieron a suministrarle una dosis aún más alta. El joven perdió la voluntad completamente. En otros casos las víctimas sacan voluntariamente el dinero del cajero, abren a desconocidos su casa o son violadas sin violencia alguna. Una forma de delincuencia fácilmente exportable y que pronto podría recalar en España, como antes lo hicieron los cogoteros o los secuestros exprés.

En su página web, el Ministerio de Asuntos Exteriores advierte a todos aquellos interesados en viajar a Colombia que tengan cuidado con la escopolamina, denominada vulgarmente burundanga, que mezclada con una bebida, un cigarrillo o incluso inhalada (por ejemplo de un papel que se muestra con la apariencia de preguntar por una dirección), hace perder la voluntad de forma absoluta, y es utilizada para robos, secuestros.... «Esta forma de agresión ocurre preferentemente en lugares públicos (autobuses, bares, discotecas)», dicen las recomendaciones del Ministerio.

La escopolamina empezó a utilizarse a principios de siglo cuando, inyectada junto a la morfina, servía para hacer los partos menos dolorosos. Las madres despertaban plácidamente después de dar a luz, sin recordar lo sucedido. Los efectos depresores en los recién nacidos, hicieron que la técnica fuera abandonada a mediados de los años 60. Durante muchos años, fue utilizada antes de las operaciones para reducir la salivación y las secreciones del aparato respiratorio, aprovechando sus efectos tranquilizadores y amnésicos. «La escopolamina es un alcaloide que se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal y es por vía oral como más frecuentemente se administra a las víctimas. Otras formas son vía inhalatoria, como en cigarros, o de forma intramuscular o sobre la piel por medio de linimentos», explica el psiquiatra Luis José Uzcátegui, uno de los mayores especialistas sobre el tema.

La alarma se ha extendido y la mayoría de los jóvenes vigila su bebida cada vez que salen de copas. Uzcátegui recuerda el caso de Raúl, quien regresaba en taxi un viernes por la noche.Unas revistas colgaban del asiento del copiloto y sólo recuerda la voz del conductor: «Ahí tiene, por si quiere leer algo...».A partir de ahí sólo sabe que amaneció sin tarjetas ni ropa ni el móvil.

«La última moda de la burundanga es utilizarla para aturdir a niños y raptarlos para servir en el mercado de órganos», cuenta el especialista. Uzcátegui, autor de varios libros y artículos sobre el tema, explica además el oscurantismo que rodea el asunto debido al componente sexual que en muchas ocasiones envuelve cada caso. «Los individuos robados tras caer involuntariamente en un estado tóxico, se pierden la mayoría de las veces como caso clínico y pasan a formar parte de un gigantesco subregistro epidemiológico», aclara el especialista. En las situaciones donde está presente la violación, todo es más complejo y es difícil llevar una estadística. Sucede como en la violencia doméstica, que pocas veces se denuncia y acaba disipándose entre la humillación y la vergüenza del afectado. Si el final termina en muerte, la experiencia se convierte en un «secreto bien guardado» y en casos excepcionales, sólo con la autopsia, se puede saber si fue forzado.

Emilio rompió a llorar cuando el pasado mes de abril abrió el periódico. En un caso que conmocionó a la opinión pública nacional e internacional, el padre Lorenzo Piñango, subsecretario de la Conferencia Episcopal Venezolana, apareció desnudo y asesinado en un hotelucho de Caracas. Le vieron llegar acompañado de un joven y el asunto fue silenciado para no remover una muerte tan escabrosa. Releyendo la reconstrucción del asesinato, Emilio está convencido de que fue drogado con la burundanga: «La escena, las tarjetas vacías, la ropa, el hotel... es exactamente lo que me pasó a mí. Aunque yo estoy vivo».

Las culturas precolombinas de los Andes fueron las primeras en manejar la planta. En Perú, fermentada y agregada a otras sustancias, era la vía para comunicarse con los dioses a través de una semihipnosis y, en Colombia estaba en manos del chamán para el tratamiento de enfermedades. Se cuenta además que la planta viajó antes de la II Guerra Mundial hasta la Alemania nazi, donde el doctor Mengüele llegó a experimentar con ella.

Emilio empieza a olvidarse de la pesadilla casi un año después y muchas horas de psiquiatra, sin embargo, cree que este tipo de delitos se han multiplicado. «Hace unos años te robaban a punta de pistola, pero ahora está de moda», recuerda el joven.Mucha gente se lo piensa dos veces antes de coger un papel de propaganda de los que dan en la calle. «Imagínate», concluye Emilio, «la persona inconsciente y haciendo todo lo que tú le digas que haga. ¿No es el robo perfecto?»

Ya no puede recibir valoraciones 0

Hemos bloqueado los comentarios y las correcciones de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios

Escribir comentario o corrección

3000 caracteres pendientes

Introduce el número de la imagen (Código de verificación para prevenir envios automáticos).

Código seguridad

Normas para comentar en 20minutos.es
  • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Por favor, céntrate en el tema.
  • Normas y protección de datos