Versión impresa

Brochazo a la polémica

Tiburones y muertos tendrán que dejar los museos y regresar al mar y al más allá. Lo dicta Charles Saatchi. El coleccionista británico echa el cierre al arte controvertido y apuesta ahora por la pintura. Basta que lo haga él para que el resto del mundo le siga.
Esta técnica reaparece triunfante, dice Saatchi, que llenará a partir de mañana el County Hall de Londres con la obra de medio centenar de pintores, como Martin Kippenberger y Marlene Dumas. Más que de la pintura es «el triunfo de las relaciones públicas», dicen algunos artistas, que lo consideran un truco comercial. Saatchi es conocido por lanzar carreras,incluso «artificialmente». Propulsor del BritArt, Saatchi (Irán, 1943) ha dado categoría de arte a lo que otros ven como salvajadas. La cabeza de vaca putrefacta, la oveja o el tiburón metido en formol –que le reportó 5,4 millones de euros–, de Damien Hirst; la cama sucia con vodka y condones, de Tracey Emin; y retrato de una madona negra hecha con excrementos de elefante son algunas. Pero no sólo Saatchi se fijó en el arte polémico. Von Hagens suma críticas, y triunfos, por sus muestras de cadáveres; Dieter Roth usaba excrementos en sus creaciones; el graffitero Bansky lidia con ecologistas por exhibir vacas vivas pintadas; y Ron Muec exhibe esculturas hiperrealistas de partos y muertes.
Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1483/0/CharlesSaatchi/BRITANICO/ARTE/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios