Sor Ana María hace zen

Sor Ana María hace zen
Ana María Schlüter en el gran zendo (sala de zen) para practicar la meditación. (Sergio González)
Ana María Schlüter enseña «budismo cristiano» en la Alcarria a mil personas, entre ellas a la hermana de la Reina Sofía.
Escena reciente. Sentado ante el valle risueño del Tajuña, el párroco de Brihuega (3.000 habitantes, en la Alcarria de Guadalajara) dice:

–Aquí no hace falta ni rezar.

A su lado, Ana María Schlüter asiente:

–El cielo de Castilla, vacío.

Zendo Betania, una escuela laica de zen cristiano, mueve a este tipo de diálogo ecuménico, ajeno al dogma de las confesiones. Es el centro de aprendizaje y práctica del zen japonés más importante de España: este año cumple dos décadas y tiene un millar de alumnos o «discípulos», como prefiere llamarlos Schlüter. Entre ellos, muchos sanitarios y docentes y unas gotas de sangre azul: Irene de Grecia, hermana de la Reina Sofía, acude con frecuencia.
La maestra fundadora, con sonrisas tan frecuentes como las de un Buda, nació hace 71 años en Barcelona. De padre alemán y madre catalana, escapó con la familia de la guerra civil española para caer en el Berlín sitiado, «bombardeado cada noche por nuestros queridos aliados, que atacaban a la población civil igual que en Irak».

Refugiada de las bombas en una aldea de Sajonia, la niña Schülter aprendió el goce simple de fabricar muñecas con hierbajos.

Aprendí a hacer cosas de la nada. La escasez me enseñó que vivir con lo absolutamente necesario es más sano que vivir con demasiado».

Si a la querencia por la frugalidad llegó por las circunstancias, de la entrega a los demás tuvo la culpa el cine. Cuando en 1944 vio La canción de Bernadette, donde Jenniffer Jones interpreta a la niña visionaria francesa Bernadette Soubirous, Schülter se sintió atraída de manera casi animal. «No sabía por qué, pero allí había algo que me llegaba muy dentro. A todas mis amigas, que eran luteranas, les pareció muy raro».

Años después, tras acabar la licenciatura de filosofía, entró en las Mujeres de Betania, una comunidad holandesa de monjas cristianas que, como las beguinas de la Edad Media, rechazan la clausura y optan por la lucha activa. «No queremos ser pobres monjitas, sino mujeres hechas y derechas, implicadas en el mundo y sus problemas».

En el tardofranquismo español tuvo oportunidad para ejercitarse. Como secretaria general de la combativa asociación de vecinos de San Blas (Madrid) fue detenida por la Policía de la
dictadura e interrogada en la tétrica Dirección General de Seguridad –hoy sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid–. «Lo sabían todo sobre mí, pero no terminaban de creerse que no fuese comunista», recuerda con otra carcajada.

Ahora Schlüter tiene otro nombre, Ki’Un An (Nube Radiante).

Así fue bautizada en 1985 por su maestro zen, la disciplina meditativa que ha «transformado» su vida. Desde entonces, vive en Brihuega, en una cabaña de piedra y sin televisión, frente al valle donde no es necesario rezar.

Ficha

Zen (o Zazen)

Budismo japonés: Basado en la meditación profunda y en silencio. No es una religión ni tiene estructura eclesiástica.

Introductor

Hugo M. Enomiya-Lassalle (1898-1990): Jesuita alemán. Fue misionero en Japón (era vicario de Hiroshima cuando los EE UU lanzaron la bomba atómica). Sintetizó zen y cristianismo. Introdujo en el zen a Ana Mª Schlüter.

Amigos famosos

Rosa López (‘Operación Triunfo’): Ha donado todos sus premios en Mira quién baila (TVE) a la Fundación Betania (www.zendobetania.com), de ayuda a niños en México, El Salvador y Filipinas.

Los reporteros siguen en www.20minutos.es

F blog

Información añadida e intrahistoria del reportaje en la bitácora de Los Reporteros. Entra en: blogs.20minutos.es/reporteros

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/116146/0/hermana/Reina/budismo/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios