Versión impresa

El chalé de Mari Sofi

Si te descuidas, no sólo te quitan el piso que te han montado, sino que se quedan hasta con la aspiradora, el plumero y los tangas de encaje . Y si no, que se lo cuenten a Mari Sofi Mazagatos. La modelo ha concedido esta semana una entrevista exclusiva en la que aclara la situación legal del famoso chalé de 500 metros cuadrados y 1.900 de parcela en la carísima zona madrileña de Conde de Orgaz.

Caldas se lo puso cuando era una ‘ingenua’ veinteañera y firmó con ella pactos privados sobre su dominio cuando se separaron. Mari Sofi tenía derecho a un contrato de arrendamiento por cinco años y derecho a una opción de compra cuando dicho periodo se cumpliera. La inventora del término «estar en el candelabro», bastante más versada en etimología que en economía, parece desconocer lo que es la inflación. Un perito judicial tasó el chalé en 850.000 euros, más de 141 millones de pesetas, la cantidad que estaba dispuesta a pagar la modelo. Caldas, en cambio, quería cobrarle 600 millones de pesetas. Mari Sofi, tras la sentencia dictada por la jueza en primera instancia, favorable al empresario sevillano, en la que dictaminaba que la inquilina debía abandonar la casa, se queja amargamente de las formas, la escasa dignidad y la falta de categoría del empresario. Y es que aguantar a Caldas durante cuatro años bien vale 600 millones. Mari Sofi, cuyo novio actual anda a puñetazos con los periodistas, piensa recurrir incluso ante el Supremo.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios