Rebecca Minkoff está rediseñando el futuro