Parece que Vanessa Hudgens lleva bien la ruptura