El almuerzo de un guepardo que se indigestó antes de comerlo