Un submarinista bate el récord de James Cameron al bajar hasta 10.935 metros