La tasa de natalidad sigue disminuyendo en muchos países