Probamos el Samsung Galaxy Fold, el móvil con pantalla plegable