¿Es cierto que el azúcar excita a los niños?