La primera inyección sin aguja puede ser una realidad en menos de tres años

La primera inyección sin aguja podría ser realidad próximamente. Una universidad de Países Bajos está probando un prototipo que inyecta la sustancia correspondiente mediante un láser, en gotas diminutas a través de la cara más exterior de la piel. Penetra un milímetro y al no tocar las terminaciones nerviosas no debería causar ningún dolor.