Un toro de mil kilos sirve como terapia a una niña