Una forma radical de arrancar el diente a su hijo