Un anciano de 84 años frustra un atraco de película