Un hotel de Benidorm toma medidas contra la 'guerra de hamacas'