La lucha de un pastor inglés por escalar un sofá