Un turista japonés se baña en un lago a 60 grados bajo cero