Una australiana se encuentra esta horrible escena